Buscador:

27 nov. 2009

A tiros por Racoon City

Fuente: El Mundo.

Volver a 'Racoon City', por muy infestada de zombis que esté, no es ningún castigo para los fans de una de las sagas míticas de Capcom. 'Resident Evil: the Darkside Chronicles', que sólo sale en Wii, es un juego de disparos en primera persona que recuperará hilos argumentales de 'Resident Evil 2' y 'Resident Evil: Code Veronica' para ofrecerlos desde nuevos puntos de vista. Leon S. Kenney, Claire Redfield y Steve se vuelven a enfrentar a su supervivencia en Racoon City desde una perspectiva totalmente nueva y esta vez enfrentándose a una amenaza desconocida y que viene del interior de si mismos: sus propios miedos.

El wiimote como pistola

Como suele ser habitual con los juegos de disparos en Wii, el wiimote se convierte en el arma con el que apuntar a la pantalla para ir ejecutando enemigos (el propio distribuidor empaqueta el juego en una edición especial con una pistola zapper que facilita la postura). Mientras, el movimiento del personaje (y su cámara) está programado y es completamente automático. Lo que se llama un shooter sobre raíles.

'The Darkside Chronicles', por un lado hace que el jugador se concentre en la puntería y permite al juego contar con un guión bien cerrado, pero por otra parte limita la capacidad de interacción del jugador con el entorno.

Sin embargo esto último no es un problema porque, al contrario que ocurría en su antecesor también en Wii 'Resident Evil: The Umbrella Chronicles', estamos ante un título de acción tan trepidante que el jugador tiene pocos momentos de acordarse de otra cosa que no sea simplemente disparar. No quiere decir eso que el juego se convierta en una contínua lluvia de plomo porque Capcom ha sabido introducir fases mucho más calmadas en las que lo que prima es la tensión.

Cámara al hombro

Uno de los recursos utilizados para crear momentos de angustia corresponden a la necesidad de salvar el pescuezo a tu compañero de aventura, que estará a tu lado juegues en solitario o en modo cooperativo. Con escenas en las que aparecerá uno de los personajes en pantalla atrapado por los enemigos, el otro deberá acribillar 'solito' a todo lo que se le venga encima para poder salvarlo. La taquicardia está garantizada porque los momentos son de lo más sorprendentes.

El lado trepidante del juego viene beneficiado, sobre todo, por la mejora de la cámara de acción que no sólo da una visión neutra de lo que ve el protagonista, sino que lo carga de acción con movimientos más irregulares (como de cámara al hombro) y la aparición del compañero en escena de vez en cuando (como si se le pudiese mirar). Esa subjetividad en el punto de vista llena de personalidad el título.

En la mecánica, todo exactamente igual: apunta y dispara. Ahora, además, el inventario estará más accesible al poder navegar fácilmente por él durante la propia acción mediante la cruceta que permitirá cambiar de arma o utilizar objetos para curar al personaje. Por lo demás: fuego principal en el botón B, el gatillo del mando; y granadas con el botón A. Y no sólo se trata de machacar a los enemigos, sino que también irán apareciendo elementos en pantalla: munición, botiquines y dinero para comprar nuevas armas, que no se deben dejar pasar.

Como en el caso de todos los shooters sobre raíles, se queda corto. Sólo la incorporación del ranking 'online' puede hacer al jugador entrar en una lucha de ego consigo mismo por verse en un mejor lugar de la lista. Otra opción para volver a empezar la partida desde el principio es completar el juego eligiendo diferentes personajes que dan acceso a distintos objetos desbloqueables o jugar en el modo cooperativo para dos jugadores.

Hace mucho que la Wii abandonó el plan de Miyamoto de ser la consola de las familias para, también, ser una consola con juegos adultos. El año 2009 ha sido especialmente prolífico en esta clase de títulos. MadWorld, the Conduit', 'Dead Space: Extraction' hace bien poquito, 'Call of Duty: Modern Warfare Reflex' (un año tarde, pero al fin en Wii) y ahora Capcom se saca de la manga este genial 'Resident Evil: The Darkside Chronicles'. Eso sí, un sistema de selección de nivel con ajuste automático es capaz de ir modificando la dificultad del juego para cada jugador, complicándolo para los más hábiles y poniéndoselo fácil a los más inexpertos. Cualquiera puede enfrentarse a sus propios demonios interiores.

No hay comentarios: