Buscador:

7 oct. 2009

Habrá soldados de fortuna en los atuneros vascos que faenan con pabellón extranjero

Fuente: ABC.

Las empresas atuneras han comenzado a mover ficha, tras la negativa del Gobierno a dejarles embarcar infantes de Marina en los buques que faenan en aguas del Oceano Índico, como así lo han solicitado. Todo está organizado para que, a más tardar la próxima semana, los primeros atuneros de las armadoras vascas que faenan en aguas de Somalia con pabellón extranjero dispongan de seguridad privada a bordo para defenderse de posibles ataques piratas. Esta labor correrá a cargo de soldados de fortuna británicos especializados en misiones de alto riesgo y con experiencia en labores de vigilancia de buques. A mediados de septiembre, las empresas llevaban algún tiempo estudiando la medida y ante la negativa del Gobierno español a incluir infantes de Marina en los barcos, tal y como ha hecho el Ejecutivo francés hace algún tiempo, han decidido dar un paso al frente para poder trabajar con «un mínimo de garantías».

Amarrar los barcos

Las empresas aseguran que no tienen más remedio que contratar la seguridad privada, «o eso o tenemos que amarrar los barcos porque perderemos los meses buenos en los que se puede salvar la campaña, que empiezan ahora», adelantaron desde una de las tres compañías bermeotarras que pondrá en marcha el despliegue. Los trámites administrativos para que estos buques de bandera extranjera, la mayoría llevan el estandarte de la República de Sheychelles, puedan introducir profesionales armados «ya se han realizado con el país correspondiente y todo está en regla». Los barcos con pabellón español no pueden embarcar, de momento, seguridad privada.

De hecho el primer lote de armas destinado a esta misión recalará en la isla de Mahé el próximo viernes vía aérea, mientras que los profesionales encargados de custodiar a los buques lo harán, muy probablemente, antes. Ya no hay marcha atrás, e incluso algunas empresas han adelantado para esas fechas los relevos programados inicialmente para mediados de mes, con el fin de que los barcos recalen a puerto sólo una vez. Cada atunero dispondrá de cuatro soldados de fortuna a bordo, provistos de armas automáticas de largo alcance para garantizar su seguridad.

«Se habilitará algún compartimento del barco como puede ser la sala de oficiales para que se alojen», explicaron. Asimismo, durante la estancia en puerto, a los buques se les dotará de un espacio para transportar las armas con garantías.

Faenar en parejas

En la actualidad, alrededor de una treintena de embarcaciones pertenecientes a armadoras vascas, entre atuneros y maciceros, faenan en el Índico y cerca del 60 por ciento son de bandera extranjera. Inicialmente, la idea era que estos barcos faenasen en pareja junto a otro de la misma empresa que navegue con pabellón español, pero este extremo todavía no es definitivo ya que «habrá que ver qué dice el Gobierno español al respecto».

Inicialmente, el contrato con la empresa británica que prestará el servicio será hasta enero, «aunque si la cosa funciona podría prolongarse». La inclusión de estos equipos de cuatro soldados de fortuna en cada atunero costará a las armadoras más de 24.000 euros de media al mes, aproximadamente, por barco, incluyendo armamento y munición. «Tenemos que dejar de ser el chocolate del loro para los piratas», recalcaron.

Los marineros que faenan en el Índico subrayan, una y otra vez, que los barcos franceses no sufren ningún ataque por parte de los piratas, «porque saben que disponen de marines a bordo. Uno de sus patrones me confirmó el otro día que ellos se acercan hasta las 250 millas de la costa sin ningún temor», aseguró un capitán que acaba de llegar del Índico. Precisamente ayer volvió a saltar la voz de alarma entre los atuneros al detectar, a escasas 160 millas de las Sheychelles pero hacia India, una embarcación que remolcaba dos lanchas fuera borda y que muy probablemente pertenecía a algún grupo pirata. «¿Dónde está la operación Atalanta?», aseguraron.

Esta es la misma pregunta que se hacían en ABC los dos gerentes de las principales organizaciones de armadores atuneros, al denunciar que el dispositivo militar que ha enviado España no sirve para protegerlos.

No hay comentarios: