Buscador:

7 oct. 2011

Las acciones de Apple despiden a Steve Jobs en verde

En la edad oscura de Apple, es decir, desde la marcha del malogrado Steve Jobs hasta su regreso en 1997, en total, 12 años, las acciones de la puntera compañía tecnológica llegaron a un valor que no superaba los cuatro dólares. Hoy, 14 años, un iPod, un iPhone y un iPad después, los títulos de la manzana mordida están a 378 dólares. Apostar entonces por una compañía a la que muchos daban por enterrada -1.000 millones de pérdidas en el ejercicio anterior al regreso de Jobs- le ha reportado al inversor cuantiosas ganancias.
Pero Apple, en coma, recuperó las constantes vitales. Y de qué modo. La capitalización de la compañía es hoy de las más elevadas del mercado. Sin ir más lejos, en agosto de este año se puso por delante de la número uno, Exxon Mobile, aunque sólo fuera por unas horas.
La capitalización de Apple ha pasado en poco más de 12 años de apenas 2.000 millones de dólares a cerca de 350.000 millones. Es la empresa tecnológica más valiosa del mundo. Google, con un valor de 162.740 millones de dólares, y Microsoft, con 216.913 millones, se encuentran a eones de alcanzar a la manzana.
Con todo, el deceso del ideólogo de la segunda vida de Apple no se ha notado demasiado en los mercados. Al inicio de la sesión las acciones de la compañía han caído un 1% y la cotización de los títulos ha sido brevemente suspendida en el Nasdaq.
El mercado ya estaba preparado para un Apple sin Jobs y muchos de los inversores a largo plazo de los títulos en la firma, que se han beneficiado de su meteórico ascenso, creen que la empresa tiene personas de talento que podrán continuar el legado del símbolo de Silicon Valley.
En las semanas previas a la muerte de Jobs, las acciones de Apple -que le pisa los talones a Exxon Mobil con el segundo mayor valor de mercado en Estados Unidos- tocaron su máximo histórico de 422,86 dólares, el 20 de septiembre.
El miércoles, los papeles cerraron a 378,25 dólares, antes de conocerse la noticia del fallecimiento de Jobs. El visionario de la tecnología, que transformó el mundo de la música y la telefonía móvil, había renunciado en agosto al puesto de consejero delegado de la firma y dejó las riendas en manos del entonces director de operaciones, Tim Cook.

No hay comentarios: