Buscador:

2 sept. 2011

El 3D en múltiples aparatos y los ultraportátiles centran la atención de la feria IFA

Las pantallas de tres dimensiones en todo tipo de dispositivos y los portátiles ultraligeros y ultrafinos acaparan la atención de la IFA, la feria de electrónica de consumo, que hoy viernes se inaugura en Berlín. El 3D no se encuentra sólo en los televisores como hasta ahora sino que también hay ordenadores, móviles, tabletas y proyectores que muestran la imagen en tres dimensiones. Sony ha presentado incluso el Personal 3D Viewer, unas gafas gigantes que recrean una pantalla de cine.

El principal anuncio en el tema de 3D proviene de Toshiba. La compañía japonesa ha mostrado el primer televisor que no necesita gafas para ver las tres dimensiones. Se trata del modelo ZL2 y estará a la venta a partir de diciembre en un tamaño de 55 pulgadas. Suministra imágenes con resolución cuatro veces superior a la Full HD y en nueve ángulos distintos para el ojo derecho e izquierdo para que se pueda ver bien con independencia de donde esté el espectador. El precio del ingenio no ha sido desvelado.
Aparte del televisor 3D sin gafas, Toshiba tendrá otros modelos con gafas activas y pasivas y de múltiples tamaños, al igual que el resto de fabricantes presentes en la IFA. La idea es que el 3D venga por defecto, a un precio sólo ligeramente superior al televisor convencional de dos dimensiones, para que la tecnología pueda asentarse más rápidamente. En la IFA de este año, los televisores LED ya no se promocionan, porque se da por descontado que utilizan este sistema de iluminación trasera, al igual que la conexión del televisor a Internet. Lo que prima son los contenidos en Internet a los que se pueda acceder desde el televisor y otro tipo de aparatos, sean tabletas, portátiles o móviles, con independencia de la marca del aparato.
Portátiles finos y ligeros
El otro eje central de la IFA de este año son los aparatos híbridos, que combinan funciones de las tabletas, ordenadores portátiles y teléfonos móviles. Se trata, en todos los casos, de aparatos sumamente ligeros, finos y potentes. Todo es pantalla, sin prácticamente marco, lo que hace que puedan ser pequeños y a la vez con una gran pantalla.
Samsung ha mostrado dos nuevos conceptos híbridos, que aspiran a crear una nueva categoría de aparatos. Uno es el Slate PC, una tableta con pantalla táctil de 11,6 pulgadas y 12 milímetros de grosor y 860 gramos. La particularidad es que funciona con Windows 7, con procesador i5 de Intel, como cualquier portátil potente, y memoria de 64 gigabytes. Puede funcionar también con un teclado inalámbrico. El otro aparato es el Galaxy Note, un móvil con Android y pantalla táctil grande, de 5,3 pulgadas, que permite escribir con un lápiz o con el dedo. Está medio camino entre la tableta y el smartphone.
Sony también hace un gran énfasis en las tabletas S y P, que estarán disponibles en pocos días. Toshiba, por su parte, ha anunciado la AT200, una tableta con pantalla de 10,1 pulgadas y 558 gramos que asegura que es la más delgada actualmente.
Los fabricantes confían en que estos productos innovadores reactiven la demanda, que se encuentra bajo mínimos, especialmente en España. A nivel europeo, la situación del mercado es un poco más favorable, aunque los acontecimientos de las últimas semanas también han enfriado las expectativas del mercado alemán, el mejor situado.

No hay comentarios: