Buscador:

30 sept. 2011

Samsung usa la guerra de patentes para empañar el estreno del iPhone 5

Siempre un lanzamiento de Apple causa expectación. Pero la llegada del iPhone 5 -cuyo estreno se espera para el próximo martes- tiene un morbo adicional: la batalla que cocina Samsung en sus cuarteles generales para frenar la llegada al mercado del nuevo smartphones de la compañía de la manzana. Ayer, el gigante surcoreano amenazó con pedir la suspensión de las ventas del terminal de Apple en todo el mundo. Lógicamente, otra cuestión es que lo logre.
Un alto cargo de Samsung aseguró a la agencia de noticias Yonhap que "probablemente" pidan legalmente la suspensión de las ventas de la quinta generación del iPhone y auguró un cambio de estrategia en su conflicto de patentes, informó Efe.
El enfrentamiento entre ambas compañías se agrava por momentos. Desde abril, Apple y Samsung se están cruzando demandas en los juzgados de medio mundo acusándose mutuamente de violación de patentes. Además, la empresa de Steve Jobs ha denunciado a la firma asiática por copiar el diseño del iPhone y del iPad en sus smartphones Galaxy y sus tabletas Galaxy Tab. Un hecho que llevó hace dos semanas a parar las ventas del tablet Galaxy Tab 10.1 de Samsung en Alemania, de algunos modelos de móviles en Holanda y de las nuevas tabletas de la coreana en Australia.
Pero hay mucho más en juego, y el ejecutivo de Samsung lo deja entrever en sus declaraciones. Este explica que su compañía no ha pedido el pago de licencias a Apple por el uso de sus patentes en móviles porque la empresa fundada por Steve Jobs les genera unos ingresos anuales de unos 6.300 millones de euros, algo que en su opinión podría cambiar. "Apple estaba utilizando gratuitamente nuestras tecnologías móvil", dijo la fuente anónima de Samsung, que recordó que Apple se opone a un acuerdo de licencias cruzadas.
La compañía con sede en Cupertino es el principal cliente de la división de semiconductores de Samsung y este enfrentamiento en el área móvil pone en riesgo otros negocios. De hecho, el pasado 19 de septiembre saltó la noticia de que Samsung y Apple habían roto la relación comercial que mantenían en chips. La empresa de Jobs ha decidido que a partir de ahora será la taiwanesa TSMC quien se encargará de fabricarlos. Digitimes publicó entonces que el primer equipo que incluirá los procesadores del nuevo socio de Apple será el iPad 3.
Mientras la batalla entre Samsung y Apple sube de tono, ayer muchos analistas siguieron con sus pronósticos sobre cómo va a ser el nuevo iPhone 5. Gene Munster, de Piper Jaffray, coincidió con otros en que la gran novedad será la incorporación del reconocimiento de voz. Si se confirma, los usuarios del nuevo iPhone podrán reproducir música, navegar por internet o hacer llamadas simplemente activando el control de voz. Algo relevante para Apple si se tiene en cuenta que Google incluyó el reconocimiento de voz en Android en enero pasado.
Otros analistas apostaron porque el próximo smartphone de Apple tendrá más memoria (1 GB, casi el doble que el último iPhone), una cámara de mayor resolución (8 megapíxeles frente a 5) y tecnología NFC para pago móvil. También se espera que lleve el sistema operativo IOS5, con el sistema de mensajería iMessage. La mayoría de analistas descartan que el iPhone 5 sea 4G y que Apple vaya a lanzar un iPhone de bajo coste como se había especulado.

Jobs estudia dejar de fabricar el iPod Classic y el iPod Shuffle

Más allá del iPhone 5, ayer también se habló mucho del famoso iPod de Apple. Numerosos analistas aseguraron que Apple planea dejar de fabricar el iPod Classic y el iPod Shuffle, dos reproductores de música digital que han perdido protagonismo en el mercado tras el éxito de otros productos de la compañía, como el iPhone, el iPad y el iPod Touch.
Muchos expertos creen que poco partido más puede sacar Apple a estos dispositivos, pese a que todavía vende muchos. En el tercer trimestre vendió 7,54 millones. Pero fue un 20% menos que en el mismo periodo del año anterior. Una cifra a tener en cuenta, sobre todo si se compara con los 20,34 millones de iPhone vendidos en el mismo trimestre, un 142% más. Así las cosas, es evidente que los iPod ocupan ya un lugar secundario en las cuentas de Apple. En el cuarto trimestre de 2010 representaron tan solo el 8% de los ingresos de la compañía.

No hay comentarios: