Buscador:

2 sept. 2011

Apple se defiende ante acusaciones de contaminación en China


Apple ha defendido su historial de política medioambiental tras la presentación de un informe que acusa a algunos de sus supuestos proveedores en China de arrojar desechos tóxicos al medioambiente y comprometer la salud de quienes viven en sus alrededores.
El clic informe de 46 páginas está firmado por cinco organizaciones no gubernamentales chinas, que hablan de "supuestos proveedores", porque Apple tiene la política de no difundir prácticamente nunca qué fábricas producen sus dispositivos.
Apple no tiene fábricas propias, y sus exitosos productos, como el iPhone y la iPad son manufacturados por contratistas en China y luego distribuidos por todo el mundo.
El informe del Instituto de Asuntos Públicos y Ambientales (IPE, por sus siglas en inglés) y otras cuatro organizaciones hace referencia a lagos y cursos de agua contaminados por metales pesados como el cobre y el níquel y a emanaciones que irritaban la piel y los ojos.
A pesar de que la industria tecnológica parece ser más limpia que otras, lo cierto es que muchos de sus procesos y de los componentes que se utilizan en la fabricación de dispositivos son altamente contaminantes.

Fuerte código de conducta

Apple le dijo a Michael Bristow, de la BBC, que la compañía tiene un fuerte código de conducta para todos sus proveedores y que ha auditado a decenas de ellos.
A fines de enero, las organizaciones habían sacado un primer reporte en el que mencionaban los casos de contaminación en empresas proveedoras de Apple.
Las organizaciones aseguran que Apple apenas les respondió, y no quiso dar a conocer los detalles de las fábricas que trabajan manufacturando sus equipos, argumentando que es política de la empresa no difundir esa información.
Un reporte que la propia compañía difundió este año reconocía que decenas de proveedores alrededor del mundo estaban manejando de forma incorrecta químicos peligrosos.
Más de 100 trabajadores habían resultado afectados por la contaminación en una fábrica china.

Tercerizar

Las plantas chinas han sido criticadas con frecuencia por enfocarse más en la productividad que en las cuestiones ambientales.
Y en el mercado algunos sugieren que la responsabilidad no es de Apple, sino de las fábricas.
Los grupos ambientalistas no están de acuerdo.
Ma Jun, director del IPE, le dijo a BBC Mundo que la empresa "no puede tercerizar su responsabilidad ambiental".
También dijo que Apple le escribió a su organización con la intención de dialogar.
"Ayer por la mañana (miércoles) recibimos un correo electrónico de ellos, porque la semana pasada les habíamos enviado una carta para confirmar si las compañías que mencionamos son sus proveedores y para saber si están al tanto del problema. Ellos dijeron que quieren organizar una conversación telefónica y nosotros dijimos que estaríamos encantados. Pero todavía no han vuelto a contactarse".
Apple le habría señalado a la ONG que algunas de las fábricas mencionadas en el reporte no trabajan para ella.

¿Y el gobierno?

BBC Mundo también le preguntó a Ma Jun si más allá de la responsabilidad que su organización le asigna a Apple no hay cierta negligencia por parte del propio gobierno chino, a cargo de dictar y hacer cumplir las reglas que regulan la manufactura en el país.
Ma reconoció que el gobierno todavía tiene que hacer más.
"La aplicación de las reglas todavía es insuficiente y las multas son bajas, por eso algunas fábricas deciden pagarlas año tras año", dijo.
Pero también afirmó que "la gran mayoría de nuestra investigación está basada en reportes de agencias gubernamentales", que han "investigado, impuesto multas".
Y aseguró: "No podemos aceptar el argumento de que si China tiene falencias, las compañías extranjeras pueden (hacer lo que quieran)".
Apple no es la única compañía que figura en el reporte, pero sí la que menos respuesta le ha dado a sus denuncias, según las ONGs.
Otras 30 empresas fueron contactadas por las organizaciones para informarles de casos de contaminación por parte de fábricas que supuestamente trabajaban para ellas.
Según el reporte, algunas como Siemens o Philips ofrecieron respuestas más satisfactorias y mostraron voluntad para intentar corregir los problemas.                    

No hay comentarios: