Buscador:

2 sept. 2011

Utilizan virus del herpes para tratamiento de cáncer

Científicos del Instituto británico de Investigación del Cáncer recientemente dieron un gran paso en la búsqueda de una cura para esa enfermedad. Según informó la BBC el pasado 31 de agosto, una terapia que supone el uso del virus del herpes genéticamente modificado fue exitosa al tratar pacientes con cáncer de cabeza y cuello.

De acuerdo con el informe del experimento publicado en la revista Clinical Cancer Research, médicos del Hospital Royal Mardsen inyectaron el virus genéticamente modificado en 17 pacientes de cáncer linfático. Al mismo tiempo, estos pacientes también recibieron los tratamientos convencionales de radioterapia y quimioterapia. El resultado arrojó que, luego de extirpar el tumor quirúrgicamente, en el 93% de los casos no hubo rastros de otro tumor. Dos años más tarde, el 82% de los pacientes no experimentó reincidencia del cáncer. De los 13 pacientes que fueron tratados con el virus genéticamente modificado, en sólo dos de ellos reapareció el cáncer. Actualmente el foco de los experimentos está en determinar la dosis recomendada para este tratamiento, al mismo tiempo que están preocupados en el control local y evitar la propagación del cáncer.

Este nuevo tratamiento también se ha experimentado en pacientes de cáncer de piel. Los científicos modificaron genéticamente el virus que frecuentemente se utiliza para fabricar la vacuna contra la varicela, de manera que se propague en las células cancerígenas que están en multiplicación y no penetre en las células sanas. Este virus transgénico puede tener un efecto triple: en primer lugar se utiliza para destruir las células cancerosas. En segundo lugar, esta alteración genética hace que pueda producir un tipo de proteínas humanas que estimulan el sistema inmunológico. En tercer lugar, también puede fabricar un tipo de proteínas virales que inducen y activan las células del sistema inmunológico, lo cual mejora la capacidad inmunológica de los pacientes frente a las células cancerosas.

Los investigadores observaron que los experimentos actuales todavía están en una fase piloto, que se centra fundamentalmente en pruebas de seguridad. Todavía es temprano para llegar a la conclusión que los resultados de este nuevo tratamiento podrían ser mejores que el de la radioterapia y quimioterapia convencionales. Los científicos británicos han decidido que a finales de este año se llevarán a cabo experimentos a una mayor escala, para comparar los efectos de esta nueva terapia con respecto a los tratamientos vigentes.

No hay comentarios: