Buscador:

30 ene. 2010

Decálogo para «blindar» la información personal en las redes sociales

Fuente: ABC.

Con motivo de la celebración en Europa del Día de la Protección de Datos, la Agencia Española de Protección de Datos ha elaborado una guía de recomendaciones en el que apela a la responsabilidad de los usuarios de internet y no se acepten solicitudes de contacto de forma compulsiva en las redes sociales. Además, se insta a los internautas a leer la letra pequeña de los apartados de privacidad y las condiciones de cancelación.

El decálogo de la AEPD se basa en los recientes resultados de estudios que revelan que los ciudadanos tienen muy presente esta materia y que su preocupación es cada vez mayor en lo que se refiere al uso de su información personal. Así se desprende, por ejemplo, del barómetro del CIS correspondiente a septiembre pasado, cuando arrojó que el 73,9% de los españoles está preocupado por la protección de su privacidad.

Y a este malestar hay que sumar el creciente número de reclamaciones planteadas ante la Agencia de Protección de Datos, que se ha incrementado un 75%, llegando a superar las 4.100, lo que revela una mayor concienciación de los ciudadanos sobre el valor de su información personal.
Entre las recomendaciones que se incluyen en este decálogo, destacan las siguientes:

-No grabar ni publicar imágenes sin el consentimiento de terceros;
-Garantizar la seguridad de su información mediante una configuración adecuada de su perfil y usando contraseñas adecuadas;
-No publicar en los perfiles de las redes sociales excesiva información personal y familiar (ni datos que permitan la localización física);
-No aceptar solicitudes de contacto de forma compulsiva, sino únicamente a personas conocidas o con las que se tenga una relación previa;
-No proporcionar datos a nadie, puesto que en internet no todo el mundo es quien dice ser;
-Tener especial al publicar información relativa a los lugares en que el usuario o un tercero se encuentra en todo momento, especialmente cuando se trata de menores;
-Desconfiar de los correos que informan de cambios en las políticas de seguridad y piden datos personales o claves de acceso.

No hay comentarios: