Buscador:

19 jun. 2009

Red Dead Redemption, el GTA del oeste, se hará esperar

Fuente: El Mundo.

El lejano oeste americano de principios del siglo XX es el marco en el que se desarrolla esta entrega de la factoría Rockstar San Diego. El 'reformado' bandido John Marston es el protagonista de este apasionante 'shooter' en tercera persona, en el escenario más grande creado por Rockstar. Y eso ya es decir mucho. El resultado no decepcionará, a la vista de las primeras imágenes ofrecidas en una sesión privada en Londres. Lo malo es que el juego se hará esperar unos cuantos meses...

Hemos echado un vistazo a una demostración en las oficinas de Rockstar en Londres. Pongámonos en situación. La llegada de la industrialización desplaza poco a poco al viejo y salvaje oeste, y la Ley poco a poco se va imponiendo. John Marston quiere establecerse y llevar una vida 'tranquila' tras años de carrera delictiva junto a una brutal banda. Es entonces cuando agentes del 'Bureau' (lo que será el FBI) entran en escena.

Es el Gobierno quien obliga a Marston a dar caza a las bandas en una guerra despiadada, sin ley, en la que es difícil distinguir los bandos a ambos lados de la delgada línea del bien y del mal. Aquí todo es relativo. Y la presión del 'Bureau' es el catalizador de la historia de Red Dead Redemption.

En el juego existirán varias misiones, aunque de momento es un misterio cuántas horas de historia tendrá. En la primera misión mostrada en la demostración, se trata de rescatar a una amiga de Marston, Bonnie, retenida por una banda de matones que obedecen a un tal Norman Deek. Pretenden canjearla por su jefe en el polvoriento pueblo de Tumbleweed, aunque pronto se descubre que la banda no tiene ninguna intención de liberarla, al menos viva.

Ella aparece en el centro de la desangelada aldea, subida a un taburete y con el lazo al cuello. Sólo disponemos de un margen muy corto de tiempo para salvarla matando a la mayor cantidad de miembros de la banda mientras ella queda colgada.

Otra de las misiones gira en torno a un timador, colega de Marston, que ha enfurecido a la gente con sus dudosos productos. Marston deberá salvarse a sí mismo y a su amigo de la ira de la masa, enfrentándose a oleadas de furiosos clientes estafados, todo ello a bordo de un carromato. Deberá dejar las amenazas atrás.

Más misiones, en este caso junto a la banda del mexicano Santos, llevarán al protagonista a defender una línea de tren (sí, una maravilla de tren 'del oeste' perfectamente reproducido, al más puro estilo 'spaghetti western') de un grupo de asaltantes a caballo. Es crucial mantener la velocidad del convoy, y proteger a los conductores.

Para afrontar las misiones existe un amplio surtido de armas de época, lo que requiere una cierta habilidad. hay que olvidarse de metralletas y armas explosivas: aquí se estilan los fusiles, las escopetas, las recortadas, los revólveres, las pistolas y otras armas aptas para el cuerpo a cuerpo, como hachas, cuchillos y lazos.

A la hora de usar las armas, vuelve la opción 'Dead-eye' (algo así como el disparo certero), que se puede usar de dos maneras diferentes. Por un lado, en todas las armas existe la posibilidad de ralentizar el tiempo, con lo que se gana un tiempo recioso para matar a varios enemigos a cámara lenta, o enfrentarse a uno de ellos con más seguridad. La ofra forma de usarlo se limita a las pistolas, y permite apuntar a varios objetivos (tantos como balas tenga el arma) y disparar una rápida ráfaga de disparos certeros, para lo cual la pantalla se vuelve en un tono sepia muy dramático. La muerte de los personajes está invariablemente acompañada de importantes cantidades de sangre (marca de la casa) y de aspavientos muy teatreros, puro 'western'.

Naturalmente, las misiones están llenas de opciones y minijuegos que replican el universo de los productos de Rockstar. Se pueden vender objetos o productos naturales para sacar algo de dinero, y siempre está la opción de las apuestas. Un ejemplo es el juego de los cinco dedos, en el que hay que poner la mano en una mesa, con los dedos bien extendidos, y clavar el cuchillo entre ellos a la mayor velocidad posible (como el truquito del robot Bishop en 'Aliens'). Uno puede ganar mucha pasta o pincharse un par de dedos, depende de la destreza que se tenga con los botones del mando.

Un mapa inmenso

El juego, una 'continuación' de Red Dead Revolver (un proyecto en vía muerta de Capcom que Rockstar rescató en 2004) ambientado medio siglo después, es mucho más que una simple actualización: no es para nada una secuela, afirman en la compañía, sino que es, como hemos podido comprobar, un juego muy diferente.

El escenario es inmenso -de hecho, es más grande que el creado para GTA IV, aunque los chicos de Rockstar no saben decir exactamente cómo de grande es- y está dividido en tres zonas diferenciadas y vinculadas: La Frontera, México y el Norte. Reflejan una gran diversidad de paisajes y los diferentes grados de civilización en estos lugares en el momento, desde el poblado más destartalado hasta los centros urbanos más ordenados.

Entre los sitios poblados hay grandes extensiones de territorio que, aunque parezcan desiertos, están muy llenos de 'vida', no hay tiempo para el aburrimiento incluso en los largos trayectos entre ciudades, por ejemplo. Existe todo un ecosistema en el que animales, como armadillos, conejos y buitres luchan entre ellos e incluso contra los hombres. Cuidado con los osos, los pumas, los lobos o las serpientes, por tanto. Además, hay una legión de asaltadores de caminos y bandidos sueltos de los que hay que estar muy pendientes.

No hay tiempo para aburrirse en los trayectos, aunque quizá éstos se pueden hacer demasiado largos. En cualquier caso, Rockstar "garantiza" que en todos los rincones del entorno, incluso en los más remotos, hay algo que hacer al margen de las misiones programadas en la historia. Y habrá que prepararse para encontrar los famosos 'huevos de pascua' que ya son la marca de la casa en juegos anteriores.

El motor de GTA y Midnight Club

Todo el juego está ejecutado sobre un motor gráfico híbrido entre Euphoria Physics y Rockstar Advanced Game Engine (RAGE), desarrollado por Rockstar San Diego específicamente para este título, pensado inicialmente para este juego y lanzado en 2006.

Se trata del mismo motor usado en Midnight Club: Los Angeles y, por supuesto, en Grand Theft Auto IV. Gracias a él, los personajes adquieren casi vida propia, y no solo los humanos sino también todos los animales domésticos y silvestres que aparecerán en el juego. Sus movimientos y reacciones adquieren un realismo asombroso.

El lanzamiento de Red Dead Redemption estaba previsto para este otoño, si bien puede que llegue con algo más de retraso, de manera que puede ser lanzado en algún momento entre noviembre de este año y abril del año que viene. Y está confirmado que será lanzado para las plataformas PS3 y Xbox 360, aunque no se habla de una verfsión para PC de momento.

No hay comentarios: