Buscador:

14 dic. 2013

Rebelión en Twitter por el desbloqueo parcial de cuentas molestas

Las redes sociales, especialmente las más populares, viven en un cambio permanente. Cuando no lanzan una mejora en la aplicación, se trata de un cambio de políticas de uso. Twitter ha sido la última en dar un paso en falso y a las pocas horas ha tenido que rectificar.

La red social del pájaro azul cuenta con una opción, el bloqueo, para que desaparezcan los usuarios molestos. Basta con sentirse agredido por alguien para darle al botón con el que desaparecen sus mensajes donde se cita al agraviado y evitar que pueda seguirlo. Se impedía así que se produjese acoso. Tampoco podía ver su imagen de perfil o consultar su contenido.

Sin embargo, en la madrugada del jueves decidió cambiar la mecánica de este sistema de bloqueo. Se mantenía el nombre de la acción “bloquear”, pero la protección pasaba a ser mucho más laxa. De hecho, solo silenciaba pero podía leer los mensajes y seguir el perfil del agredido. Sencillamente, se silenciaban sus alusiones y no aparecía en la lista de seguidores, pero sí podía pasar a seguirle y hacer referencia, aunque no le apareciesen.

Solo tres horas después del anuncio un aluvión de mensajes les hizo rectificar. Michael Sippey, vicepresidente de producto, ha explicado la decisión en el blog de la empresa: “hemos decidido deshacer los cambios después de las impresiones de muchos usuarios. Nunca haremos cambios cuyo coste sea que nuestros clientes se sientan inseguros. Cualquier bloqueo que se haya hecho antes de los cambios, sigue vigente”.
Al mismo tiempo, expone que no es la opción que consideran más adecuada, pero que van a trabajar hasta dar con la correcta. El directivo considera que va contra la propia esencia de Twitter: “Se construyó para compartir idea e información rápidamente. Tenemos que encontrar un equilibrio para que el funcionamiento siga siendo fluido sin que nadie se siente expuesto”.

Mauro Fuentes, director de Social Ogilvy en España, considera la rectificación como una atención al usuario, pero cree que así no se ataja el problema de uso inadecuado del botón de bloqueo: “Muchos perfiles usuarios no usan el bloqueo con la intención de protegerse, sino solo de dejar de leer a alguien. Con el cambio se perdía parte de la privacidad”.

Inma Ferragud, directora de redes sociales de la agencia Internet República, considera que el cambio se enfocaba más en los famosos que en los usuarios de a pie: “la intención de Twitter cambiando las opciones de bloqueo es aminorar el ruido negativo y las discusiones que procedían de la acción del bloqueo, en especial cuando el que bloquea es un personaje público o el bloqueado, un troll con demasiado tiempo libre y lengua afilada”.

En su opinión, la limitación del bloqueo es adecuada e insiste en que la posibilidad de tan solo silenciar, se puede hacer con herramientas de gestión de varias cuentas. “No es tan radical y es útil para dejar de leer de forma temporal un tema o hashtag concreto, sobre un programa de televisión o un partido de fútbol, por ejemplo, sin tener que bloquear y que se ofenda alguien”, matiza.

En todo caso, la experta en redes sociales subraya que es muy sencillo pasar por encima de un bloqueo. “Podemos acceder a una cuenta concreta que nos han bloqueado entrando sin registrarnos. Otra opción es usar el buscador, basta con poner el nombre de usuario sin la arroba delante para ver sus tuits. La información sigue ahí. Bloquear solo sirve para impedir que te sigan o que te envíe mensajes directos. La seguridad es una asignatura pendiente para Twitter”, concluye.

No hay comentarios: