Buscador:

5 jul. 2012

Apple, Occidente y patentes chinas


Apple ha sido gentilmente golpeado en China. El gigante americano puede hacer frente al acuerdo al que ha llegado para utilizar el nombre iPad en China. Y la nueva demanda contra Snow Leopard no es una gran amenaza. Pero China cada vez está más alerta a los conflictos de patentes y denominaciones.
El acuerdo de 60 millones de dólares con Proview Technology no es un gran problema para Apple, que tenía 110.000 millones de dólares de efectivo a finales de marzo. Pero es significativo para los estándares chinos. De hecho, Apple está afrontando otro juicio con Jiangsu Snow Leopard Everyday Chemicals por el uso de parte de su nombre para el sistema operativo de Apple. La empresa china solo reclama 80.000 dólares en daños, pero es una tendencia que podría resultar cara para Apple y otras firmas occidentales. China representó una quinta parte de las ventas de Apple en su último trimestre. Apenas representaba una pequeña parte hace años, cuando empezó el litigio con Proview. Eso puede explicar por qué la empresa de Silicon Valley no fue quizá más cuidadosa de lo que fue al asegurarse un acuerdo con la compañía correcta y asegurar del todo el nombre de iPad.
Lo irónico es que las empresas occidentales son las que presionaron para que China endureciera sus normas de propiedad intelectual. Parece que han conseguido algo, pese a que aún no llega a la escala de conflictos de EE UU. El país vivió el mayor crecimiento en el número de patentes extranjeras el año pasado, un 33% más.
Dicho esto, China sigue siendo un paraíso para la piratería. El Gobierno americano reclama que, de media, el 20% de los productos consumidos en China son imitaciones, y sus compañías pierden más de 1.000 millones de dólares por ello. Esto significa que hay mucho margen para que se beneficien con un mayor blindaje. Pero el acuerdo de Apple recuerda que necesitan hacer sus deberes para asegurarse de que no les golpean demasiado.

No hay comentarios: