Buscador:

14 ago. 2010

Nokia lucha por mantenerse en la carrera de los 'smartphones'

El Mundo

Si los móviles 'inteligentes' de Nokia, el iPhone de Apple, los equipados con Android de Google y la Blackberry de RIM compitieran en una carrera, el podium no sería finlandés según los expertos. Este año, la Bolsa está siendo la pista donde el gigante nórdico, que nació en 1865 como una fábrica de pulpa de madera, pierde un 20% de su valor, mientras Apple gana un 25%.
La llegada del iPhone 4, unida al éxito creciente de los móviles de Motorola, HTC y Samsung equipados con el sistema operativo Android de Google, es una dura competencia para el mayor fabricante de teléfonos mundial, que ha puesto sus esperanzas en el lanzamiento del N8 este otoño.
El quid de la cuestión es: ¿Recuperará Nokia su lugar de privilegio con el nuevo modelo? Los analistas consultados lo ven complicado. "Nokia ha muerto de éxito", así de claro lo afirma el socio-director del área estrategia de Harper&Lynch, Karl Goharriz. La compañía sigue siendo líder tanto en el mercado de la telefonía móvil general -con una cuota de mercado total del 33%- como en la del negocio de los inteligentes, aunque es en este último, el más rentable, donde no paran de comerle terreno.
Tres son los grandes errores, según los expertos consultados, que ha cometido la empresa finlandesa: el público al que se dirige, el diseño y los acuerdos con las telefonías. Consultores de Neumann International explican que el principal error de Nokia frente a sus competidores es que "mientras el iPhone crea nuevas necesidades en los usuarios, Nokia se ha dedicado a mejorar las capacidades" mientras que Goharriz, de Harper&Lynch cree que la finlandesa "no ha sabido llegar a un público objetivo". Apple "se ha dirigido a un sector juvenil" y Blackberry "se ha posicionado en un segmento empresarial que antes dominaba Nokia", atendiendo mejor la demanda del mercado, explica.
Los expertos citan la llegada del iPhone como el punto de inflexión en el sector. "La aparición del iPhone ha cambiado las reglas no sólo del juego sino del concepto que teníamos hasta ahora de la tecnología móvil", afirman en Neumann International. La gran jugada de Apple no son sólo sus potentes ventas sino el elevado ingreso por unidad: Mientras Nokia vende 24 millones de terminales e ingresa 143 euros por 'smartphone' vendido, Apple vende 8,4 millones e ingresa 400 euros por unidad.

Un año de transición

"Mantenemos el 41% del mercado de 'smartphones' pero no tenemos nuestras cabezas dentro de la arena y sabemos que pasamos por un año de transición", afirman fuentes de la sede central de Nokia en Finlandia.
"Nuestra ambición es doble, a partir de nuestra posición número uno en los teléfonos móviles más asequibles, queremos ser líderes en teléfonos inteligentes. El N8 con el sistema operativo de Symbian nos permitirá llegar a ello", añade la compañía europea.
La falta de competitividad en este sector de gama alta trajo rumores al mercado de que Nokia preparaba el relevo de su actual consejero delegado, Olli-Pekka Kallasvuo. 'The Wall Street Journal' llegó a publicar incluso que la empresa ya había entrevistado a varios posibles candidatos al puesto. En el segundo trimestre de este año, el beneficio neto de Nokia fue de 227 millones de euros, un 40% menos que en el mismo trimestre del año pasado -el de Apple creció un 61% en el mismo periodo-.
Según 'Daily Finance', su valor de marca se ha visto reducido en un 33%. La compañía ha visto cómo a sus tradicionales rivales de los últimos años, Reseach in Motion con su Blackberry -que inicialmente nació como un producto para empresas y ahora se quiere extender al sector residencial- y Apple con su iPhone, se unen ahora los dispositivos basados en el Android de Google.

Nokia rechaza Android

Muchas voces apuntan que la compañía debería adaptar Android en sus teléfonos inteligentes en lugar de su propio sistema operativo, Symbian, para recuperar terreno, pero la compañía ha rechazado esa posibilidad esta misma semana. Las tiendas de aplicaciones ligadas a estos sistemas son una nueva fuente de ingresos y Nokia no quiere rendirse tan pronto en este negocio.
Pese a ello, analistas del mercado consideran que Symbian "no está a la altura", porque en todo lo que está siendo clave en el mercado de los móviles, "Nokia no está consiguiendo nada".
Por su parte, Karl Goharrizl cree que el problema está también en el diseño. "Nokia debería apostar por una estrategia basada en el diseño ya que no ha sabido reaccionar a la oferta, ni al impacto de otros competidores", afirma.
Otro de los puntos en que debería mejorar, según indican los expertos, son los acuerdos con las operadoras. "Apple ha ganado terreno en Movistar y Reseach in Motion en Vodafone, lo que no implica que Nokia esté presente en ambas operadoras pero en menor medida", afirma el socio-director de Harper&Lynch.
Los expertos apuntan que, pese a que Nokia "se ha roto una pierna" en esta carrera, no todo está perdido para ella. Aunque sus "ejecutivos tendrán que volver a la escuela del 'management', estudiar el público al que se dirigen y visualizar un plan de futuro a cinco años vista" si quiere mantener el primer lugar antes de llegar a la meta.

No hay comentarios: