Buscador:

1 jul. 2011

Microsoft, Apple y Google alejan su hucha de Obama

Quién no ha tenido un cerdito de cerámica para guardar sus ahorros. En la infancia no había mejor sitio para guardar el dinero. Pues bien, es de todos conocido que los gigantes tecnológicos estadounidenses Microsoft, Apple, Google, Cisco, Oracle y Qualcomm tienen un cerdito muy grande. La cuestión es que lo tienen lejos de EE UU y, como ha apuntado Moody's esta misma semana, por algún tiempo lo van a tener repartido en sus distintas filiales a lo largo y ancho del mundo. En ultramar, como dicen los anglosajones.
La agencia fue clara esta semana al señalar que entre Microsoft, Apple, Cisco, Oracle y Qualcomm tenían al final del primer trimestre más de 156.900 millones de dólares (unos 109.300 millones de euros), cifra que supone el 70% del total de la tesorería en inversiones a corto y largo plazo que tienen en sus balances, aunque en el caso de Cisco y Oracle, el porcentaje sube hasta el 90% y el 89%, respectivamente. O sea, casi todos sus fondos. El porcentaje es muy superior al 59% que registraban en estas magnitudes de tesorería en el extranjero hace cuatro años.
En términos absolutos, Microsoft tiene 42.000 millones fuera de EE UU (por encima de las últimas estimaciones que hablaban de 29.000 millones), Apple 40.200 millones, Cisco 38.800 millones, Oracle 21.900 millones y Qualcomm 14.000 millones.
Pero las previsiones de Moody's es que estas cifras van a seguir engordando a gran velocidad. La agencia pronostica que, en tres años, estas empresas tendrán almacenado en el extranjero un tesoro de 238.000 millones de dólares, que supondrá el 79% de toda su tesorería.
Este escenario se ha generado por el actual marco fiscal que rige en EE UU, que grava con un impuesto del 35% la repatriación de fondos procedentes del extranjero. En los últimos tiempos, las empresas y lobbies próximos al mundo corporativo han apostado por una rebaja (se habla de situarlo en el 5,5%) para facilitar el retorno al país de ese dinero. Unos fondos que serían destinados a inversiones en EE UU, lo que supondría en su opinión un impulso a la actividad económico con la consiguiente creación de nuevo empleo.
Pero, por ahora no va a haber vacaciones fiscales. Al menos así lo afirma Moody's. "Aunque ha habido mucho ruido, la realidad es que ha habido muy poco movimiento de cara a la puesta en marcha de una reforma fiscal que incentive a las empresas a repatriar sus fondos", indicó la agencia de calificación, que añadió que dado el actual ciclo político con las grandes diferencias políticas, "no prevemos cambios a corto plazo en esta cuestión".
Gestión de la liquidez
La imposibilidad de usar estos fondos está obligando a las empresas a ser muy prudentes para ejecutar posibles movimientos. Es más, se ven limitadas en su operativa a la hora de elevar los dividendos, ampliar sus planes de recompra de acciones o incluso de ejecutar grandes operaciones corporativas dentro del territorio de EE UU. En otros países tendrían más libertad a la hora de utilizar ese dinero para financiar posibles adquisiciones.
En opinión de Moody's, las compañías mantendrán sus actuales prácticas conservadoras con su liquidez, destinadas a cuidar sus calificaciones, por otra parte, situadas en los escalones superiores. De hecho, Microsoft tiene un Aaa, Google un Aa2 y Cisco un A1.
Estas políticas seguirán teniendo influencia en las cuentas bancarias y filiales que las empresas tienen en el extranjero. Un ejemplo es el de Microsoft con Microsoft International Holdings Spain SRL, su entidad de tenencia de valores extranjeros (ETVE) en España, que ha movido en los últimos dos años más de 1.200 millones de euros, procedentes de la venta de otras divisiones europeas y de dividendos de otras filiales.

Cinco Dias

No hay comentarios: