Buscador:

11 feb. 2011

Una nueva clase media florece lejos de los países ricos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo recientemente que la clase media en su país había "hecho del siglo XX el siglo estadounidense".
¿Pero a qué país le corresponde el siglo XXI?
Hay una creciente percepción de que las clases medias en EE.UU. y Europa están siendo desgastadas por una combinación de impuestos más elevados, estancamiento de los salarios y el aumento de precios de los alimentos y el combustible.
Pero en gran parte del mundo en desarrollo el panorama es muy diferente.

Lea también: Preocupa la desprotección de la clase media en A. Latina

El fuerte crecimiento económico en las naciones que conforman el BRIC -Brasil, Rusia, India y China- se espera que aumente el ingreso familiar promedio en un 14% para el año 2020, según la empresa de consultoría Ernst & Young Item Club.
Mejorar los niveles de vida y la rápida expansión de la clase media en estas y otras economías en desarrollo será un factor importante para impulsar el crecimiento mundial en los próximos años.
Sin embargo, esto no ha sido uniforme y en muchos de estos países emergentes, al igual que en el mundo desarrollado, la brecha entre ricos y pobres se ha ampliado.

"El sueño americano"

Estados Unidos es conocido por su famoso ideal del "sueño americano", en el que cualquier persona con suficiente ambición puede llegar a ser rica y feliz, independientemente de dónde venga.
No obstante, en estos últimos años, los estadounidenses de clase media han sido objeto de una mayor presión.
La crisis financiera golpeó a la clase media estadounidense muy duro, asegura Robert Frank, profesor de gestión y economía en la Universidad de Cornell.
"Una vez tuvimos una clase media vibrante", dice.
"En términos económicos, era la columna vertebral de la demanda en la economía. Ahora la clase media está cargada de deudas".
El profesor Frank sostiene que la globalización ha hecho más difícil para los estadounidenses hacerse ricos y que esto ha dado lugar a grandes disparidades en los ingresos.
"Desde la década de 1970, la mayor parte del aumento del ingreso se ha ido a los estratos de la parte superior de la escala de ingresos", dice el profesor Frank.
Los miembros de este grupo que se han enriquecido -según él- han estado gastando y consumiendo mucho más de lo que solían.
La clase media, definida por el profesor Frank como aquellas familias que aspiran a un ingreso de US$50.000 anuales, han estado tratando de mantenerse al día y, al hacerlo, han dejado de ahorrar, acuden más a los préstamos y están trabajando más duro.
El resultado ha sido que muchas familias de clase media en EE.UU. se han visto víctimas de ejecuciones hipotecarias, embargos de sus casas y quiebras.
Pero el profesor Frank no está argumentando a favor de que los estadounidenses reduzcan sus expectativas del "sueño americano".
"Absolutamente no", dice. "Pensaríamos muy mal de una persona que no tuviera por lo menos esa aspiración".

Los pobres dejados atrás

En el otro lado del mundo, Indonesia es un país con una economía dinámica y una creciente clase media.
Desde la caída del presidente Suharto hace 13 años, Indonesia se ha convertido en la mayor economía del sureste asiático, con un crecimiento de más de 6% en 2010.
Hay signos evidentes del aumento de la riqueza en el número de bares y tiendas cerca de Yakarta, pero según algunos expertos, muchos de los pobres, que constituyen casi el 60% de la población de Indonesia, han sido dejados atrás.
"Hemos visto una creciente cantidad de personas que reciben más ingresos", dice el economista Anton Gunawan, del Banco Danamon.
"La pobreza es ligeramente decreciente, pero los ricos se están haciendo mucho más ricos. Es por eso que la brecha es cada vez más grande”.

La brecha se reducirá

Andrés Santana es dueño de un bar llamado Jack Rabbit en Yakarta. Es uno de los nuevos miembros de la clase media de Indonesia.
Santana ve la desigualdad, pero no le molesta.
"No me siento culpable porque lo que tengo no lo obtuve de forma gratuita. Trabajé duro para tenerlo. Tengo amigos que no tenían nada y ahora viven muy cómodamente”.
Santana cree que mejorar la educación en Indonesia hará que su país siga creciendo.
En este contexto, el gobierno confía en que la brecha entre ricos y pobres se reducirá.
"Tenemos una serie de programas para hacer frente a las desigualdades sociales”, dice la ministra de Comercio de Indonesia, Mari Pangestu.
"Eso es realmente la prioridad de este gobierno. El crecimiento y la equidad, y la equidad mediante el crecimiento inclusivo”.

Oportunidad

India es famosa por su clase jerárquica o sistema de castas que tradicionalmente ha sido un obstáculo para el desarrollo social y económico.
El aumento de la urbanización y el rápido crecimiento económico de India ha comenzado a romper el sistema de castas y cada vez más indios pobres se están convirtiendo en clase media.
Según el Consejo Nacional de Investigación Económica Aplicada (NCAER, por sus siglas en inglés), la población de clase media de India se va a incrementar en un 63% en los próximos cinco años.
Para el año 2015, India será un país de 53 millones de hogares de clase media.
Esto ofrece una gran oportunidad para las empresas que cada vez más están dirigiendo sus esfuerzos de comercialización hacia el creciente mercado de la clase media.
Y esto es muy emocionante para Dilip Kapur, fundador y presidente de la empresa Hi-design, especializada en productos de alta calidad en cuero.
"La clase media india está hambrienta de nuevas experiencias y se muestra optimista", asegura Kapur.
Hi-design, fundada en 1978, ha vendido tradicionalmente sus bolsos en el extranjero, especialmente a tiendas del Reino Unido y Estados Unidos.
Pero India se ha convertido en un mercado cada vez más grande para sus artículos de cuero y ahora un 50% de los ingresos de la compañía provienen de ahí.
"La experiencia moderna y cosmopolita se ha extendido rápidamente en los últimos cinco años, y las marcas de lujo como Hi-design se han convertido en artículos premium, además de que ahora son asequibles a la clase media alta", dice Kapur.
"Para los minoristas y fabricantes de marca como nosotros, esto es una explosión emocionante", agrega.

BBC Mundo

No hay comentarios: