Buscador:

24 jun. 2011

Kioskos digitales contra la piratería en Ciudad de México

Comprar un disco pirata de música o una película es fácil en Ciudad de México: basta con acudir a la entrada de casi cualquier estación de Metro, caminar a un mercado o viajar al centro de la ciudad para hacerlo.
Empresarios y autoridades reconocen que la capital mexicana es uno de los principales centros de distribución de mercancía ilegal en el país.

Y para combatir este problema, la alcaldía de Ciudad de México planea instalar 25 kioskos digitales donde, con poco dinero será posible comprar legalmente música, libros, videos, películas o tonos de teléfono móvil a precios populares.
Se trata de romper el círculo vicioso que hace posible la venta ilegal de contenidos, le explica a BBC Mundo Inti Muñoz, director del Fideicomiso del Centro Histórico de la capital mexicana.
"Competir con los costos de la piratería siempre será imposible, pero a partir de la apuesta por generar más conciencia se da un paso, una primera alternativa a la dinámica de la piratería", afirma.
El proyecto es similar a uno aplicado en Brasil, y en principio ofrecerá unas 300.000 canciones, 75.000 tonos de teléfono y 15.000 videos musicales.
El costo de cada producto será, en promedio, menor a US$1, que los haría accesibles a por lo menos la mitad de los habitantes de la capital, según el director del Fideicomiso.

Competencia

¿Se puede entablar una verdadera competencia a la piratería digital?
De acuerdo con la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, por su siglas en inglés), México es uno de los países que registran más descargas ilegales de contenido de internet.
De hecho, organizaciones empresariales y asociaciones pro derechos de autor reconocen que no se puede calcular la pérdida total por esta forma de piratería, aunque podría ser mayor a unos US$1.000 millones.
La cifra incluye las descargas irregulares de libros, películas, canciones, imágenes y videos musicales.
Éste es el mercado que la alcaldía de Ciudad de México pretende atacar con sus 25 kioskos digitales, que forman parte de un proyecto que podría crecer a otras partes de la capital.
A diferencia del proyecto original, en México la intención es ofrecer contenidos culturales independientes, además de música, videos y películas.

Estrategia

Para atraer clientes, especialmente jóvenes, las autoridades capitalinas pretenden recurrir a la ley de la oferta y la demanda.
Los kioskos tendrán, por ejemplo, prácticamente todo el catálogo que ofrece en línea iTunes, afirma Muñoz. Los usuarios utilizarán tarjetas de prepago y con ellas podrán descargar el contenido en teléfonos móviles, memorias USB o en otros aparatos digitales.
"Las plataformas digitales para descargar música, disponibles en internet, requieren que tengas tarjeta de crédito, computadora y además es relativamente caro", explica.
"Si eliminamos estas barreras, generamos un acceso barato a los contenidos musicales y se pone en la vía pública, creamos una alternativa a la venta de discos pirata en las calles".
Es una competencia difícil. La Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas afirma que en el país existen unos 50.000 sitios de venta ilegal de música, pero sólo hay 1.000 lugares donde los contenidos se ofrecen legalmente.
Uno de los principales sitios de producción de discos pirata es Tepito, a unas calles del centro de Ciudad de México donde se instalarán los 25 kioskos digitales.

BBC Mundo

No hay comentarios: