Buscador:

21 abr. 2012

Los regalos ahora se hacen por Facebook


Elegir un regalo no suele ser una tarea sencilla, y más cuando se debe acordar entre varias personas para acordar una compra grupal. Uno de los inconvenientes más usuales (e incómodos) es el desconocimiento sobre las preferencias que tendrá el agasajado con el obsequio.
Parte de estos problemas parecía resolverse con el lanzamiento de tarjetas prepagas de regalo que ofrecen compañías como Visa o Mastercard , y que se encuentran disponibles en emisores como el BBVA Banco Francés o el Standard Bank . Sin embargo, que el homenajeado tenga así la posibilidad de acceder a casi cualquier tipo de producto o servicio puede quitarle atractivo para algunos, ante la falta de sorpresa y personalización del obsequio.
Con este panorama comenzaron a surgir nuevos servicios y prestaciones que aprovechan las ventajas que ofrecen las redes sociales e Internet. Ya no se trata sólo de regalos virtuales o felicitaciones en el muro de Facebook, sino que son tarjetas físicas o catálogos virtuales que permiten acceder a una amplia oferta de obsequios.
Una función muy popular en Facebook es el recordatorio del cumpleaños de los amigos; sus miembros lo dejan en claro en los diferentes saludos plasmados en el muro del cumpleañero. Y este no fue un dato que pasó inadvertido para Dropgift, una plataforma que tiene por objetivo brindar la posibilidad de agasajar con productos y servicios de su catálogo a los usuarios de esa red social.
Dropgifts , que estará disponible en las próximas semanas en Argentina tras su lanzamiento en España, Brasil y Reino Unido, ofrece un mecanismo sencillo para concretar la compra de un obsequio: una tarjeta virtual publicada en el muro del agasajado en Facebook permitirá que sus amigos puedan sumarse en una suerte de "vaquita" o fondo común.
Otro de los servicios que aprovecha las virtudes de Facebook es Oh! Gift Card , que también busca aprovechar esta posibilidad de realizar un obsequio con sólo un par de clics en el sitio cofundado por Mark Zuckerberg.
En ambos casos, la oferta de obsequios posible abarca desde ropa de marcas varias hasta cenas en diversos restaurantes, pasando por jugueterías, negocios de decoración, vinerías, ópticas, joyas o muebles.
Por supuesto, la oferta también va más allá de la gran red social, y es aquí donde Big Box permite, con un previo registro en su sitio web, adquirir diferentes "experiencias" , como prefieren denominar a sus catálogos de regalos a la carta, como gastronomía, spa o escapadas al aire libre. Con obsequios que pueden ir desde repostería y tragos hasta cenas o un paseo en avión, el catálogo busca resolver esos inconvenientes que se producen en el mundo de los regalos empresariales..

No hay comentarios: