Buscador:

28 abr. 2012

La Europa a la que no convence la austeridad


La crisis se instaló en el corazón de Europa: el Reino Unido y España confirmaron esta semana que están en recesión, las bolsas se desplomaron y cayó el gobierno de Holanda, considerada hasta ahora una de las economías más sólidas de la Eurozona. Las voces que cuestionan la austeridad como receta para salir de la crisis se multiplican.
Una creencia ampliamente extendida es que el sur de Europa -Grecia, Portugal, España e Italia- está llevándose la peor parte de la crisis económica en el Viejo Continente.

Sin embargo, esta semana, algunos datos pusieron de manifiesto que las dificultades no se limitan a lo que algunos denominan "periferia" de la UE, sino que afectan también al centro.
El lunes, el gabinete del primer ministro holandés, Mark Rutte, presentó su dimisión. El motivo, el fracaso de las negociaciones para aprobar un paquete de austeridad.
El martes, el Banco de España confirmó que el país se encuentra en recesión. Y el miércoles, también lo hizo el Reino Unido, que se sumió en lo que los especialistas denominan una "double-dip recession" o doble reseción.
Cada vez más, surgen voces que critican el consenso sobre la necesidad de recortar el gasto público, impulsado por la Unión Europea.
En un artículo recientemente publicado en el New York Times, el economista Paul Krugman advirtió contra el exceso de austeridad, que identificó como "un suicidio económico para Europa".
"Europa ha tenido varios años de experiencia con programas de austeridad rigurosos, y los resultados son exactamente lo que los estudiantes de historia les dirían que pasaría: semejantes programas sumen a las economías deprimidas en una depresión aún más profunda", señaló el Nobel de Economía.
"En vez de admitir que han estado equivocados, los líderes europeos parecen decididos a tirar su economía —y su sociedad— por un precipicio. Y el mundo entero pagará por ello", agregó.
BBC Mundo responde cuatro interrogantes clave para el futuro de la Eurozona y las políticas de ajuste impulsadas desde Bruselas.

¿Podría la crisis en Holanda afectar el pacto europeo sobre recortes fiscales en los países de la Eurozona?

No directamente. Un acuerdo para coordinar medidas presupuestarias e imponer sanciones a quienes no las cumplan sólo debe ser ratificado por 12 de los 17 miembros de la Eurozona para entrar en vigencia.
Sin embargo, la credibilidad del pacto puede verse afectada por la crisis en Holanda -un país que había instado constantemente a otras naciones europeas a tomar acciones enérgicas ante la crisis- y otros datos económicos negativos.
Lea "clic La crisis se acerca al corazón de la eurozona"

¿Qué países de la Eurozona se oponen a restringir el gasto público?

Francois Hollande, el candidato del Partido Socialista a las elecciones presidenciales en Francia, que se enfrentará a Nicolas Sarkozy en la segunda vuelta de los comicios el 6 de mayo, prometió a los votantes que buscará renegociar el tratado si es electo.
Eso llevaría seguramente a un retraso en la ratificación del tratado. Francia tiene un papel tan importante en la Eurozona que si se retirara completamente del pacto, el mismo pasaría a ser un acuerdo en papel carente de fuerza.

Si los votantes no aceptan las medidas de austeridad, ¿pueden simplemente llevar a la caída de sus gobiernos?

No sería tan fácil lograr cambios a ese nivel, ya que incluso los políticos de oposición en los países europeos apoyan mayoritariamente la reducción del déficit fiscal y de la deuda pública.
Sin embargo, muchos de estos políticos rechazan la introducción de recortes profundos e inmediatos al gasto público, porque aseguran que ello pondría en riesgo el crecimiento económico.

El debate sobre las dificultades en la Eurozona continúa. ¿Podría esta falta de acuerdo agravar la crisis?

Los inversores piensan que sí y temen que el retraso en la introducción de medidas efectivas reduzca el crecimiento económico, lo que haría más difícil aún enfrentar la crisis.
Las estadísticas más recientes no ofrecen muchas esperanzas de una recuperación en breve y existen temores de una recesión aún más profunda en Grecia, Italia, España, Portugal y otras naciones europeas.
A nivel politico, la creciente popularidad de los partidos populistas euroescépticos y contrarios a la inmigración dificulta aún más la posición de los partidos principales en su búsqueda de apoyo a las medidas de austeridad.

No hay comentarios: