Buscador:

16 abr. 2009

La crisis llega al porno húngaro, una de sus principales industrias

Fuente: El Mundo.

La industria del cine porno húngara, una de las más grandes de la región, que ronda en ocasiones temperaturas de 35 grados bajo cero, se está viendo afectada por el frío y la crisis económica mundial.

"La industria del cine pornográfico reconoce pérdidas en Hungría como en otros lugares, a causa de la recesión y por el omnipresente contenido gratuito en Internet", comenta Istvan Kovi Kovacs, el productor y director de este tipo de cine más conocido de Hungría.

El corpulento cincuentón 'Kovi' ha grabado más de 70 películas y ganó dos 'Oscar-porno' (oficialmente los 'Adult Movie Award') con su propia productora Luxx vídeo, fundada en los 90.

Pero con la recesión que afecta a los consumidores y la piratería masiva de DVD, los buenos tiempos han terminado, según el ex reportero-fotógrafo. "Hoy en día, los usuarios en Internet se contienen cuando han de pagar para ver el contenido", explica en su oficina en Budapest.

Sin revelar detalles de sus pérdidas de sus contenidos de Internet, Luxx Video lanzará en un futuro próximo un servicio de pago por minuto para atraer a los fans de DVD piratas.

Según Michael, un expatriado británico que trabaja para una revista profesional de la industria de la pornografía, la piratería ha tenido un efecto global: "Tanto en EEUU como en Europa, la producción de películas pornográficas ha disminuido drásticamente y esto se ha traducido en un impacto en la industria de Budapest ", afirma. "Cada vez se ruedan más películas en Europa oriental, donde las actrices trabajan por mucho menos", añade.

En sus instalaciones, decoradas con pósters de sus vedettes estrella de cuerpos brillantes, 'Kovi' recuerda la 'edad de oro' a principios del año 2000, cuando se rodaban alrededor de 300 películas cada año.

Esta cifra supera en más de un centenar las que se ruedan ahora. "Había casi una película nueva al día, se rodaban en un palacio aristocrático o en una granja", recuerda 'Kovi', que no olvida mencionar la enorme sala congelador donde rodó 'El esplendor del infierno', producción por la que ganó un 'Oscar-porno' en 2002.

Con tantas películas, muchos productores y directores de teatro compraron pisos en Budapest -donde se encuentra el famoso italiano Rocco Siffredi- reforzando así la tendencia de la región.

"Después de algún tiempo, las productoras han sido reubicadas en Praga, y con éstas las actrices o modelos también", dice 'Kovi'.

No todos comparten este pesimismo. 'Gabor', un curtido joven de treinta años -que se niega a dar su nombre real- vestido de negro y con una gran cadena alrededor de su cuello, no ha oído hablar de crisis: él es propietario de una agencia de contratación de 'modelos' y confía en que el talento siga atrayendo a los productores de películas. "Sería posible rodar las películas en tres días en lugar de siete", dice.

Su agencia ofrece 120 chicas en un mercado "de alrededor de 300 actrices". "No olvidemos que en Hungría es legal hacer cine porno a diferencia de Rumanía, y por tanto menos costoso", insiste.

No hay comentarios: