Buscador:

12 sept. 2007

Microsoft da diez razones por las que las empresas no deben usar Google Apps

Fuente: Blog de Enrique Dans.

Ante la ofensiva de Google, que anunció ayer su acuerdo con CapGemini para la entrada de Google Apps Premier Edition (GAPE) en el mercado corporativo (la consultora proporciona servicios de todo tipo a más de un millón de usuarios corporativos en el mundo), la respuesta de Microsoft no se ha hecho esperar, y además, en su estilo tradicional: ha publicado una lista de “diez razones por las cuales las empresas no deberían usar Google Apps“, en las que intenta desesperadamente convencer a unas empresas en las que en muchos casos, como dice Nicholas Carr, las aplicaciones de Google ya están en uso sin que los departamentos de IT ni siquiera lo sepan, de que “esa nueva manera de hacer las cosas” no es algo que deban considerar.

Las razones esgrimidas por Microsoft para que las empresas no se vean atraídas por esos maléficos “cantos de sirena” de Google son, y traduzco libremente:

  1. Google se pavonea de tener clientes empresariales, pero ¿cuántos usuarios de sus aplicaciones existen realmente en las empresas?
  2. Google tiene una tradición de lanzar productos incompletos, llamarles “betas”, y actualizarlos cuando le da la gana sin un calendario anunciado… ¿es eso lo que las empresas necesitan?
  3. Google afirma que sus soluciones ofrecen costes más bajos por la no necesidad de almacenamiento, hardware o mantenimiento. Pero si GAPE es un complemento a Microsoft Office, los costes en realidad serán mayores, por la necesidad de supervisar y mantenerdos sistemas en lugar de uno, incrementando complejidad y coste.
  4. El negocio de Google es vender publicidad en las búsquedas. Su línea de empresas sólo supone un 1% de sus ingresos, ¿qué pasará si lo hacen mal? Cerrarán su línea sin consecuencias. ¿Deben los clientes simplemente confiar en que esto no va a ocurrir?
  5. Google Apps sólo funcionan si la empresa no tiene usuarios avanzados, si los empleados están siempre online, si las empresas no han construido aplicaciones a medida sobre Office… ¿no es este un minúsculo porcentaje de los trabajadores de hoy? En una comparación de prestaciones, no es sorprendente que Microsoft tenga hoy un gran liderazgo.
  6. Las Google Apps no tienen funciones esenciales en la creación de documentos, como cabeceras, pies, tablas de contenidos, notas al pie… Aunque se puede trabajar de esta manera en documentos básicos, el trabajo con documentos complejos exige un proceso en dos partes: trabajar el documento conjuntamente, guardarlo en Word o Excel, y enviarlo por e-mail para la edición final. Valdrá $50, pero sólo con las ineficiencias creadas por este proceso, ¿cuanto cuesta realmente? ¿Puedes permitirte la pérdida de fidelidad?
  7. Las compañías tienen que pensar todo el tiempo en la regulación y los estándares gubernamentales. Google puede guardar un montón de datos de empresas en sus servidores, pero no existe una manera sencilla y automatizada para borrar datos con regularidad, solicitar un embargo legal para un documento, etc. ¿Qué ocurre si una empresa tiene que responder ante las autoridades regulatorias? Google presume de un 99.9% de disponibilidad de sus servidores, pero pocas personas se dan cuenta de que esa promesa sólo aplica para Gmail. Igualmente alarmante es la definición de Google para downtime: diez minutos seguidos de caída. ¿Qué pasa si a lo largo del día, Google se cae siete minutos cada hora? ¿Cuánto le cuestan siete minutos cada hora durante todo un día a una empresa?
  8. En el mundo de los negocios, todo es always on y always connected. Por tanto, el acceso a soporte 24/7 es esencial. Si una compañía implanta Google Apps y hay un problema a las ocho de la tarde… lo siento, el soporte de Google sólo abre de lunes a viernes, de 1AM a 6PM PST. ¿Es ese el horario de los negocios globales? Y si no hay un administrador disponible en el lado del cliente (un requerimiento), ¿qué hago? ¿Paro mi negocio?
  9. Google dice que los clientes corporativos usan sólo un 10% de las funcionalidades en las aplicaciones de productividad de hoy, lo que implica según ellos que todo el mundo necesita el mismo 10% de funcionalidades. Los hechos son claros, en todas las compañías hay determinadas funciones que necesitan acceso a información específica. ¿Cómo da respuesta la estrategia genérica de Google a estas necesidades?
  10. Con Google Apps en beta perpetua y Google controlando cuándo y cómo lanza funcionalidades extra, los clientes no tienen el mínimo control sobre los lanzamientos de nuevos productos y prestaciones. ¿Cómo 1) planificar y formar estratégicamente, 2) conseguir las funcionalidades y prestaciones que he solicitado? ¿Cuál es el coste de no saber?

El mensaje termina con un “les invito a hablar con clientes, socios y analistas que pueden validar el modelo de negocio de Office”.

Un mensaje así denota, en primer lugar, un nivel de nerviosismo en Redmond fuera de lo normal por un lanzamiento como el de Google. En segundo, pone claramente de manifiesto la diferencia entre el mundo de la informática corporativa de Microsoft, claramente del siglo pasado, y el de aplicaciones como las de Google (o Zoho, o ThinkFree, o muchas otras), en las que se resumen muchas de las tendencias y modelos que hemos visto en uso en la web desde hace ya varios años. A pesar de los diez puntos nombrados por Microsoft, cada vez más empresas que conozco utilizan Google Apps o similares, y ni siquiera se plantean volver a “la informática del pasado”. Una informática que los alumnos de las escuelas de negocios y universidades, la futura generación de directivos, están progresivamente dejando de utilizar porque no responde a sus necesidades ni a las del mundo de hoy. En los diez puntos, ninguna mención al trabajo colaborativo o a la movilidad, y sí mucho decir que “con Google no tienes control sobre los productos”… ¡cómo si con Microsoft lo hubiésemos tenido alguna vez!! No pretendo en absoluto decir que Google Apps es la solución a la crisis del mundo occidental, ni afirmar siquiera que sea un gran producto, pero indudablemente, marca la tendencia por donde van - y deben ir - las cosas. Aunque algunas de las razones aportadas por Microsoft podrían merecer una cierta discusión, apuntar posibles mejoras o planes de contigencia, los diez puntos y el estilo en el que están escritos son una demostración de cómo Microsoft aplica (o intenta aplicar) la estrategia de Fear, Uncertainty and Doubt (FUD) sobre un producto al que teme, como sólo se puede temer a la evidencia de que la informática ha cambiado y lo ha hecho sin su participación. O a pesar de ella.

No hay comentarios: