Búsqueda personalizada

23 feb. 2015

La crisis también retrasa el cambio de móvil: el 45% de los españoles tarda más de dos años

Los españoles tardamos cada vez más en renovar nuestro smartphone, a pesar de que cada día lo usamos más y está más presente en nuestras vidas, o al menos eso dice una reciente encuesta. Seguramente es un efecto más a añadir a larga lista de efectos secundarios de la crisis económica que hemos sufrido desde 2008. Según una reciente encuesta, en esos seis años la cifra de españoles que esperaba más de dos años en cambiar el móvil ha pasado del 24% al 45%, según una consulta realizada de Phone House.

La cadena de telecomunicaciones realizó una encuesta en sus redes sociales y de las 3.745 respuestas que recibió sacó los siguientes datos: los españoles tardamos más en renovar nuestro terminal móvil que antes de la crisis. En el año 2008, un 26% decía cambiar de móvil cada 6 meses; ahora es únicamente un 3%. Al principio de la crisis, otro 26% se daba de plazo un año, más de seis años después, el porcentaje ha bajado hasta un 16%.

Estas conclusiones pueden resultar no excesivamente sorprendentes gracias a la conyuntura económica que vivimos. Sin embargo, sí que contrasta con el uso que se da en España a estos ya imprescindibles aparatos.
Según los datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI), en marzo de 2014, había 34,6 millones de usuarios activos de telefonía móvil (para una población de unos 47 millones de habitantes) y esta tecnología había penetrado en el 95% de los hogares.  En 2014, había en este país 50.566.000 líneas móviles. España, según el último Informe de la Sociedad de la Información 2014 de Telefónica es el país europeo con mayor implantación de los smartphones: el 81% de los móviles utilizados en el país son 'inteligentes'. Dos años antes, el dato era del 63%.
Además del gran número de terminales, el tiempo que los españoles pasan usándolo se incrementa a grandes pasos: el tiempo de conexión a Internet desde el móvil sería en España de 2 horas y 32 minutos diarias de media, según el último estudio de Marketing Mobile del IAB (septiembre de 2014). En ese estudio, se explicaba que  un año antes, el 78% de los usuarios decía estar conectado a Internet durante más de una hora diara a través de su móvil. En 2014, ese porcentaje se elevaba hasta el 83%.

Así que la conclusión parece ser que, aunque machacamos y usamos más los terminales, tardamos más en renovarlos. En 2013, la página Locompramos.es (dedicada a la compra venta de aparatos electrónicos de segunda mano) aseguraba que, pese a que, aunque la esperanza de vida útil de un terminal estaba en unos 5 años, los españoles cambiábamos de terminal cada 15 meses; una tendencia que, a tenor de los datos de Phone House, se ha acentuado.

A pesar de que se espera que las ventas de terminales hayan subido en 2014, las cifras quedarán aún muy lejos de los 22 millones de aparatos vendidos en 2010. Por lo tanto, la esperanza de los usuarios pueda centrarse en mantener esos casi dos años su teléfono en el mejor funcionamiento posible. Esa tendencia podría explicar decisiones como la que tomó Apple el año pasado de reparar las pantallas del iPhone 5, en sus tiendas y al momento, o la mayor preocupación de los clientes por la extensión de la garantía del aparato.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...