Buscador:

8 jul. 2011

El semanario «News of the World» cierra el próximo domingo después de los escándalos

El semanario sensacionalista británico «News of the World», fundado en el año 1843, ha decidido cerrar su edición definitivamente el próximo domingo después de los escándalos de las escuchas ilegales a personalidades relevantes del Reino Unido, según anunció este jueves su grupo propietario, News Internacional, presidida por el magnate Rupert Murdoch. La clausura supondrá el despido de unos 200 periodistas.
«Tras haber consultado con otros directivos he decidido que debemos tomar medidas contundentes respecto al periódico. Este domingo se publicará la última edición», indicó el presidente de News Internacional, James Murdoch. En un comunicado remitido a su personal, Murdoch señaló que el dominical, con 168 años de historia, se había «mancillado por un comportamiento equivocado» y añadió que «si las recientes acusaciones son ciertas, (las escuchas han sido) es algo inhumano y no tienen cabida en nuestra empresa».
Murdoch reconoció que el diario había fracasado al no investigar más a fondo el alcance de la práctica de las escuchas ilegales y al mantener, incluso ante el Parlamento, que se trataba de una actividad aislada. También reconoció que las indemnizaciones extrajudiciales pagadas con su autorización a algunos afectados, como Sienna Miller o el publicista Max Clifford, fueron también una equivocación, que se debió a que él no contaba entonces con todos los datos.
«Nadie necesita que le reconozca que «News of the World» es leído por más gente que cualquier otro periódico. Ha contado con el apoyo de los anunciantes más importantes de Gran Bretaña y puede presumir haber luchado lucha contra el crimen en su historia», ha agregado. Para compensar, al menos parcialmente el daño causado, el empresario ha decidido que toda la recaudación de la última edición -con unos 2,8 millones de ejemplares de tirada- vaya a organizaciones de caridad, que también podrán anunciarse gratuitamente en sus páginas.
La noticia del cierre del periódico ha sido bien recibida por críticos como el diputado laborista Tom Watson, que calificó la decisión como «una victoria para la gente decente», si bien otros políticos la consideraron un lavado de cara. El líder de la oposición laborista, Ed Miliband, dijo que el cierre de la publicación es insuficiente para restablecer la reputación de News International si no se investiga a sus máximos responsables. Por su parte, el exviceprimer ministro John Prescott, una de las víctimas de las escuchas, lamentó que la clausura vaya a suponer el despido de unos 200 periodistas, mientras que sus jefes, como la exdirectora Rebekah Brooks, escapan impunes.
Hace unos meses, el antiguo director del «News of the world» Andy Coulson tuvo que dimitir de su cargo como director de comunicación de Cameron al verse salpicado por el escándalo de los pinchazos, aunque siempre negó que estuviera al corriente de esa práctica durante su mandato. Los analistas ya predicen que el periódico, que en los últimos días había perdido publicidad por el deterioro de su reputación, puede reaparecer como una extensión del «Sun», algo que, de momento, News International no ha confirmado.
El escándalo, que estalló en 2006, se extendió esta semana hasta afectar, además de conocidas personalidades de la cultura y la realeza, a familiares de víctimas de asesinato y militares muertos en Afganistán. La policía ha encontrado casi 4.000 nombres de posibles víctimas de pinchazos en los documentos entregados por el tabloide y cientos de personas se han puesto en contacto con los agentes al sospechar que sus teléfonos podían haber sido intervenidos.

No hay comentarios: