Buscador:

10 ago. 2013

Publica su nómina en Instagram y le despiden

Wade Groom era el mejor vendedor de una tienda de Lacoste en Nueva York. Sin embargo, este joven de Brooklyn con dos hijos, gemelos de 4 años, y una exmujer que mantener no llegaba a fin de mes.

De este modo, casi sin pensar y a la desesperada, Groom publicó las fotos de su nómina en Instagram. Solo un clic le ha costado su despido.
«Ganaba cerca de 1.500 dólares a la semana vendiendo camisetas pero con este dinero no era capaz de mantener a mi familia. En concreto, me pagaban 15 dólares la hora y recibía un 3% de cada comisión durante mis tres meses de trabajo», cuenta el exvendedor.

Sin embargo, a sus jefes no le hizo ninguna gracia las imágenes publicadas y dos semanas después, un encargado Lacoste le llamó a su oficina y lo despidió. El motivo argumentado fue que con las fotos publicadas había infringido una cláusula de confidencialidad.

El vendedor se defendió asegurando que no quería criticar a su empresa sino al altísimo coste de vida en la Gran Manzana. Pese a esto, la carta de despido ya ha sido enviada.

No hay comentarios: