Buscador:

15 jul. 2011

Así "vuelan" los pingüinos

¿Sabía que los pingüinos pueden volar? No literalmente, pero un grupo de científicos ha demostrado que los pingüinos se impulsan fuera del agua como si fueran proyectiles.

Esta capacidad de "volar", aunque sea por un breve instante, es una estrategia vital para escapar de los depredadores como las focas leopardo o las orcas.
Esta técnica, que consiste en envolver el cuerpo con una capa de burbujas de aire, curiosamente es un método similar al que idearon los ingenieros para acelerar el movimiento de barcos y torpedos en el agua, aunque mejorado.
Otro aspecto interesante es que los científicos lograron este descubrimiento al analizar en detalle las imágenes del programa "Planet Blue" (Planeta Azul), una famosa serie de la BBC sobre la vida en los océanos.

Es inverosímil que los pingüinos vuelen

Si lo pensamos bien, es casi inverosímil que los pingüinos puedan volar debido a sus características físicas. Estas aves son anchas y cuentan con unas aletas que son fantásticas para nadar, pero inútiles para el vuelo.
Los científicos estudiaron a los pingüinos imperiales, pero otras muchas especies utilizan la misma técnica para salir del agua y alcanzar rocas o plataformas de hielo que de otra manera sería imposible acceder a ellas.

Las especies más pequeñas, como los pingüinos Adelia, pueden saltar hasta 3 metros fuera del agua y aterrizar en peñascos sin ninguna lesión. Especies más grandes alcanzan alturas de 20 a 45 cm, que es suficiente para que puedan alcanzar las plataformas de hielo y escapar así de sus perseguidores.
Por mucho tiempo esta capacidad de "volar" había desconcertado a los biólogos. Sabían que las aves dejaban una estela de burbujas al nadar hacia la superficie, pero no sabían de dónde provenían.
Hace cinco años, el profesor Roger Hughes de la Universidad de Bangor en Gwynedd y su colega John Davenport, del University College Cork, decidieron investigarlo seriamente.
Con la ayuda del estudiante de doctorado, Marc Acortar y del profesor Poul Larsen, de la Universidad Técnica Danesa en Lyngby, analizaron las imágenes que obtuvieron de la BBC y crearon un modelo básico biomecánico de las velocidades y ángulos que los pingüinos emperador utilizan al salir del agua.

Una técnica que supera a los ingenieros

Uno de los descubrimientos más interesantes es que las burbujas de aire no salen de los pulmones de las aves a través del pico, sino de las plumas. Los investigadores también se dieron cuenta de que estas burbujas de aire forman una "capa" en torno a los cuerpos de las aves que los impulsan a salir como cohetes hacia la superficie a una velocidad de 19 kilómetros por hora.

Para crear esta capa de burbujas los pingüinos tienen un gran control sobre su plumaje. Antes de sumergirse en el agua, levantan sus plumas para llenarlas de aire. Cuando deciden salir disparados, los pájaros bajan sus plumas y nadan verticalmente hacia arriba tan rápido como pueden, de manera que el aire en el plumaje se expande.
Fundamentalmente, esta capa de pequeñas burbujas de aire actúa como un lubricante, reduciendo drásticamente la fricción, permitiendo que los pingüinos lleguen a velocidades de despegue.
Este efecto de aislamiento de aire lo utilizan desde hace mucho los ingenieros y arquitectos navales. Sin embargo, nunca se pensó que este proceso fuera utilizado por los animales, según explicó a la BBC el profesor Davenport.
Por si fuera poco, la naturaleza supera a los arquitectos navales, que no pudieron perfeccionar esta técnica debido a que las mismas burbujas, al entrar en contacto conla hélice del barco o torpedo, producen también un importante efecto de desaceleración. Las aletas de un pingüino, que son el equivalente a la hélice, quedan fuera de la capa de burbujas por lo que no ninguna reducción en su velocidad.

BBC Mundo

No hay comentarios: