Buscador:

22 abr. 2011

Convulsión en el mercado de póquer por internet

Las autoridades de Estados Unidos sometieron una acusación contra tres de los principales sitios de internet dedicados al póquer, lo que ha generado convulsión en este sector.
El Buró Federal de Investigación (FBI por sus siglas en inglés) presentó los cargos, de carácter tanto criminal como civil, en un tribunal en Nueva York y así forzó a los sitios de internet Pokerstarts and Full tilt Poker, basados en el Reino Unido, y al canadiense Absolute Poker, a parar sus negocios con clientes estadounidenses.                    

Se trata de la más reciente crisis que afecta a este sector, que en la última década ha pasado a ser un negocio que mueve unos US$5 mil millones cada año.
El problema es que se trata de una actividad económica que va en ascenso, pero que es regulada de forma diferente en distintas partes del mundo.
El principal mercado es el estadounidense, con alrededor de un millón de jugadores. Los juegos de azar tienen regulaciones diferentes dependiendo de los estados, pero en 2006 la ley federal trató de poner un freno a estos sitios con el Acta sobre los Juegos de Azar por Internet.
La nueva legislación estaba dirigida a frenar la transferencia de dinero a estos sitios, y varios de ellos se retiraron del mercado estadounidense. Sin embargo, las tres empresas que ahora enfrentan cargos continuaron recibiendo a clientes estadounidenses.
Los fiscales estadounidenses han demandado el pago de US$3 mil millones de multa por lavado de dinero.
Como resultado de este escándalo, las acciones de sitios de póquer que en el pasado se habían retirado del mercado de EE.UU., experimentaron un alza significativa.

Fraude 'elaborado'

Las autoridades acusan a las compañías de crear decenas de falsas corporaciones que supuestamente vendían ropa, palos de golf y alimentos para animales, a fin de recibir pagos de clientes estadounidenses.
También señalan que esos sitios de internet convencieron a varios bancos pequeños que enfrentaban dificultades financieras de que procesaran transacciones a cambio de inversión en efectivo y de altas tarifas.
Aaron Todd, editor del sitio de internet Casino City Times, señaló que la acusación tomó por sorprensa a las compañías de póquer, pese a que por años habían logrado burlar la ley estadounidense.
"Si tú eres un actor importante en una industria tan importante como la de póquer, y cuando además hay leyes dirigidas a combatir lo que tú haces, no es de extrañar que las autoridades te persigan", dijo Todd.
El analista explicó que una amplia proporción de los jugadores de los sitios británicos proceden de Estados Unidos, quizás hasta la mitad de quienes frecuentan el sitio Full Tilt Poker, basado en la isla de Alderney, en el canal que separa a Francia de Gran Bretaña.

Viernes negro

Los cargos, presentados la semana pasada, podrían costar a las compañías mucho más que cualquier otro escándalo similar.
PokerStarts y Full Tilt Poker bloquearon los clientes estadounidenses, tras la acusación presentada por el FBI, en lo que jugadores de póquer han calificado en blogs y foros de internet como "Viernes Negro".
Un correo electrónico enviado a los clientes de PokerStarts reza: "Todo está normal para los clientes fuera de EE.UU. Pueden tener la certeza de que el balance monetario de los jugadores está asegurado".
Mientras tanto, en un comunicado Full Tilt lamentó los cargos presentados en su contra.
La compañía agregó que"Full Tilt Poker considera que el póquer en internet es legal y siempre ha estado comprometida a preservar la integridad del juego y acogerse a la ley".
Aaron Todd, de Casino City Times, señaló que la acusación podría llevar a que haya más presiones para que se flexibilicen en EE.UU. las regulaciones sobre los juegos de azar por internet.
"Este es un acontecimiento importante y ha cambiado para siempre el panorama de los juegos de póquer por internet".

BBC Mundo

No hay comentarios: