Buscador:

17 ago. 2011

El gasto por delitos informáticos aumenta un 56% en un año

El Segundo estudio sobre el coste anual de los delitos informáticos (Second Annual Cost of Cyber Crime Study, en el documento original en inglés), elaborado por el Ponemon Institute, revela que el gasto derivado de combatir estas infracciones y resolver los problemas que ocasionan en los sistemas de empresas y administraciones se ha incrementado un 56% en un año.

Desde que se publicó el primer informe de este tipo, en julio de 2010, las corporaciones privadas y los organismos gubernamentales han tenido que invertir en este concepto una media de 5,9 millones de dólares, es decir, casi 4,1 millones de euros. Entre los 50 agentes que integran el grupo de referencia configurado para redactar este trabajo, ha habido algunos que han llegado a gastarse por este motivo 36 millones y medio de dólares (25,3 millones de euros) en los últimos 12 meses, según han informado los portavoces de la multinacional tecnológica HP.

Más del 90% del coste por delitos informáticos ha tenido su origen en los códigos maliciosos, en los ataques desde la red y por denegación de servicio y en los dispositivos robados. La concienciación masiva acerca de la gravedad de estos conflictos no ha impedido que hayan seguido teniendo un severo impacto financiero.

Los expertos del Ponemon Institute observaron que en un período de un mes las entidades encuestadas, con distintas actividades y dimensiones diversas –de las menores, con 700 trabajadores, a las mayores, con 139.000 asalariados– sufrieron hasta 72 ataques exitosos por semana. Hoy por hoy, el promedio de tiempo requerido para resolver estas agresiones es de 18 días, cuatro más que en el pasado ejercicio.

Otro informe, en este caso confeccionado por los técnicos de la compañía especializada McAfee, ha dado a conocer la que probablemente sea la mayor operación de espionaje en la historia de internet, la Shady RAT, iniciada en 2006 contra 72 víctimas de todo el mundo: la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Gobierno de los Estados Unidos, el Comité Olímpico Internacional (COI), etc.

A principios de este año la plataforma PlayStation Network de Sony padeció una virulenta ofensiva que dejó al descubierto los datos de más de cien millones de usuarios. Colectivos de ciberactivitas y hackers como Anonymous o LulzSec también han causado numerosos quebraderos de cabeza a instituciones como la Oficina Federal de Investigación norteamericana (FBI), el Ejecutivo italiano o el servicio de pagos en linea de eBay (PayPal).

No hay comentarios: