Buscador:

8 may. 2010

Cuando la pantalla chica ya no es la TV

Fuente: La Nacion.

Podría ser difícil imaginarse viendo la serie "The Office" en una pantalla que no fuera más grande que una tarjeta profesional. Sin embargo, decenas de miles de personas, según la estimación más conservadora, ya lo hacen.
A medida que Hollywood reduce los shows televisivos y las películas para las pantallas pequeñas de los teléfonos celulares, los consumidores (con una paciencia sorprendente) dan un giro a sus suposiciones relacionadas con el hecho de ver las transmisiones en celulares.
"Todos pensamos que verían los videoclips en la fila de la caja o entre clase y clase", dijo Vivi Zigler, presidente del sector de entretenimiento digital de NBC Universal, en línea con la idea generalizada de la industria. Sin embargo, los propietarios de iPhones y de otros teléfonos inteligentes en realidad ven episodios de larga duración y, en ocasiones, películas completas, por lo cual aumenta la cantidad de medios que compiten por el tiempo de atención que las personas dedican a los teléfonos celulares.
En comparación con el rating de la televisión y las entradas de la boletería, el público de los videos por celular actualmente es pequeño. Sin embargo, hay una variedad de compañías, desde los estudios de Hollywood hasta las estaciones locales de televisión, que pronostican un mundo cada vez más inalámbrico y que no quieren quedar afuera de este escenario.
Algunos espectáculos de televisión, como "The Office", de NBC.com, actualmente se transmiten sin cargo, pero las compañías de la industria de los medios realmente temen por la posibilidad de que estén dejando dinero sobre la mesa al confiar sólo en los ingresos obtenidos gracias a la publicidad. Asimismo, siempre existe la preocupación de que, ya sea por medio de Internet o de los teléfonos, las nuevas plataformas podrían desmembrar los negocios principales de las compañías.
Por consiguiente, gran parte de la experimentación televisiva a través de los teléfonos celulares tiene lugar del lado del servicio pago, a través de paquetes que venden las operadoras independientes como AT&T y Verizon, así como por medio de servicios de suscripción que pronto aparecerán.
"La economía que rodea esta realidad es agotadora", dijo Zigler.
En el último mes, algunos de los propietarios de la estación televisiva más importante de Estados Unidos se unieron para establecer la formación de un conjunto de normas y procesos para transmitir su contenido al público en movimiento. Lo más probable es que esto tarde años en funcionar.
Las estaciones realizarían transmisiones a los teléfonos a través de sus ondas aéreas, de manera similar a cómo lo hace Flo TV , una unidad de Qualcomm, que invirtió alrededor de 1000 millones de dólares en distribución de video por celular. El servicio transmite canales como ESPN, Fox News y MTV en los teléfonos.
"Es natural unir el concepto de movilidad con el de ver videos, y realmente lo vemos crecer en la actualidad", dijo el presidente de Flo TV, Bill Stone.
Stone considera que el usuario promedio de Flo mira 30 minutos de video por día. Aunque, hasta el momento, pocas personas están aportando 10 dólares mensuales o más por el servicio.
Pero eso no hace que otras compañías de la industria de los medios dejen de intentar cobrar por el entorno de navegación que controla la información y los sitios web a los que el usuario puede acceder. Bitbop , un producto del grupo de telefonía celular Fox (Fox Mobile Group) de News Corporation que comenzará a funcionar hacia fines del presente año, transmitirá episodios televisivos a teléfonos inteligentes por 9,99 dólares mensuales.
News Corporation rechazó una solicitud de entrevista, pero Joe Bilman, de Fox Mobile, a quien se lo describe como el principal arquitecto de Bitbop, dijo en una declaración realizada en el mes de marzo que "el matrimonio entre el contenido a requerimiento y la movilidad tiene el poder de encender la llama en el espacio de la telefonía inteligente".
  Junto con los planes de "todo lo que puedes mirar" como Bitbop, hay tiendas à la carte que están apareciendo para todo lo que se puede mirar en los teléfonos celulares. Blockbuster, la asediada cadena de alquiler de películas, comenzó a vender películas para teléfonos el mes último. La ganadora del Oscar "The Hurt Locker", "Vivir al Límite", como se conoció al film en Argentina, cuesta 3,99 dólares por un período de alquiler de 24 horas.
Pero nadie puede decir cuál es la dimensión del mercado respecto de los videos costosos enviados a los teléfonos. Ya hay muchas familias que pagan un servicio mensual de televisión por cable o satelital. Y esos distribuidores están empezando a rodear el sector de la telefonía celular.
Stone no contó cuántos inscriptos tiene Flo, alegando relaciones con sus socios de portadoras inalámbricas. Sin embargo, reconoció que el mercado era "precoz" y no dijo cuándo Qualcomm espera que Flo se torne rentable.
Por encima de los servicios pagos se encuentra quizá el más simple de todos los servicios, gratis y respaldado por la publicidad. Cuando se accede a NBC.com a través de un teléfono inteligente, en general lleva unos segundos hasta que comienza a transmitirse el episodio, pero es sorprendente lo confiable que es la transmisión en una red 3G. Asimismo, CBS regala una aplicación iPhone para mirar televisión.
Muchas compañías de la industria de los medios están distribuyendo sus productos de distintas maneras dado que, como lo manifestó J. B. Perrette, quien es el presidente de la distribución digital y afiliada de NBC Universal, "no tenemos una respuesta sobre cuál de todas ganará".
De servicios como Flo, las redes reciben tarifas de suscripción. De sus propios sitios web, posiblemente les resulte más sencillo adaptar la publicidad a los requerimientos de los usuarios individuales.

A pesar de que el público para la televisión móvil es reducido por el momento, crece rápidamente. Según la consultora Nielsen, alrededor de 17,6 millones de personas en Estados Unidos vieron videos en sus teléfonos en el cuarto trimestre del último año, una cifra mayor que los 11,2 millones que lo hicieron 12 meses antes. Ellos miraron un promedio de 3 horas y 37 minutos mensuales de videos en sus teléfonos celulares.
A modo de comparación, los estadounidenses miran televisión tradicional durante un promedio de 153 horas por mes.
Eric Berger, vicepresidente senior de las redes digitales de Sony Pictures Television, dijo que el incremento en los minutos que se mira televisión por teléfono celular se corresponde con el aumento de las ventas de teléfonos inteligentes. Sony descubrió que quienes visitan su sitio de videos online, llamado Crackle, por medio de teléfonos celulares, miran películas durante un promedio de 26 minutos. Alrededor del 20 por ciento de los visitantes terminan de verlas. Berger manifestó que piensa que las personas eligen películas que ya vieron y vuelven a mirar partes de las mismas.
Gran parte de los investigadores de la industria de los medios aún sostienen que el público tiende a escoger la mejor pantalla disponible, defendiendo a la televisión como el medio a vencer. Si el padre mira televisión en el aparato del living, el hijo puede elegir mirar otra cosa en su teléfono.
"Se está transformando en un mercado más masivo de lo que era, por ejemplo, hace dos años", dijo Berger respecto de la televisión por celular.
Asimismo, Zigler descubrió que el 60 por ciento de quienes visitan NBC.com a través de sus teléfonos celulares lo hacen desde los hogares, lo cual indica que a algunas personas no les importa mirar comedias y dramas en una pantalla del tamaño de la mano incluso teniendo una pantalla grande de televisión cercana. "Es bastante notable", dijo.

Sin embargo, las restricciones del ancho de banda constituyen una gran preocupación. Por ejemplo, el servicio de transmisión de Blockbuster aún no funciona en el iPhone que vende Apple con el servicio de AT&T.
El iPhone es "algo desafiante", manifestó Scott Levine, vicepresidente del sector digital de Blockbuster, alegando que el ancho de banda más pesado requiere que el teléfono se encuentre en lugares que estén dentro de la red restringida de AT&T. "Tenemos que pensar cómo hacer que la tecnología 3G funcione con las portadoras. Sobre todo, queremos que sea una buena experiencia para los usuarios".
Las portadoras dicen que están introduciendo, de manera gradual, redes de la próxima generación que estarán mejor adaptadas para mirar videos en forma generalizada. Y Kay Johansson, jefe de tecnología de MobiTV, afirmó que tanto su compañía como otras continuaban encontrando maneras de introducir más información a través de las líneas existentes.
Pero, mientras tanto, las empresas conjuntas que confían en el espectro de transmisión aérea como Flo. Asimismo, esperan que algún día la anunciada red de las estaciones locales pueda entregar servicio de video a los clientes de teléfonos celulares con mucha más eficiencia.
Ambos grupos confían en que el deseo de las personas de mirar videos mientras están en movimiento irá creciendo, ya sea en vivo a través de las ondas aéreas o por requerimiento a través de una red de transmisión inalámbrica.
"La televisión en casa simplemente será una pantalla más grande", dijo Johansson.

No hay comentarios: