Buscador:

17 jul. 2007

Las motivaciones de los buenos programadores

Un ya “viejo” conocido me dejó el siguiente comentario:

Yo me he pasado años dando clases a los MBA´s de modelos de negocio en Internet y hoy esas asignaturas se han quitado del programa. ¿Porque? Internet ya no está de moda y el que paga manda…:-) también en la enseñanza. Sin embargo, no estoy de acuerdo con la generalización. Tengo amigos dispuestos a pagar oro por buenos programadores y no los encuentran. muchos de ellos prefieren la “tranquilidad” de un trabajo de esos que describes en grandes empresas o administraciones a arriesgar el puesto en una pequeña, con grandes posibilidades de crecer pero corta vida

EN primer lugar me parece que Internet está más de moda que nunca, lo que pasa es que me parece que los business plans son los que se han pasado de moda. En la burbuja 1.0 eran maestros con el Excel y PowerPoint para hacer grandes planes, que así han quedado :-)

Pero lo fundamental que quería contestar es la última parte, la de los “programadores” que prefieren tranquilidad antes que el “oro”.

Creo, estoy convencido, que los mejores programadores no tienen como motivación fundamental ganar “fortunas”. Si es que realmente te apasiona la programación la pasas mucho mejor en eso que intentando gastar dinero, o al menos es lo que me pasa a mí (y no me catalogaría como de “los mejores programadores”, pero me divierte y paso de muchas otras cosas).

Creo que el ya mítico error está en seguir creyendo que las motivación fundamental de todos es el dinero. No lo es, creo que es evidente. Si es que realmente un programador de esos de “grandes empresas” rechazó ofertas millonarias podría haber pasado que:

  1. No se haya fiado de la oferta.

  2. No le haya interesado ganar más de lo que ya gana.

  3. Se lo estaba pasando muy bien en su empresa.

  4. Todos: #1, #2 y #3.

O puede ocurrir todo lo contrario, que quizás sea un “producto de consultora” que reconoce sus límites, o que sencillamente la programación no sea lo suyo. Lo malo es que en ambos casos quizás hayan apuntado a la persona equivocada, o que no hayan sabido vender el proyecto.

A muchas personas nos ocurre que nos hablan del business plan y se nos saltan todas las alarmas. No es que sea malo planificar, sino que si alguien habla de planes de negocios a un programador quizás se está olvidando de lo fundamental para esa persona: además de ganar razonablemente bien, ¿tendrá tiempo para adaptarse y aprender? ¿será interesante el proyecto? ¿no será que si se remarca tanto al business plan es porque hay demasiados MBA y pocos técnicos?

PS: También puede ocurrir que se tenga miedo a cambiar por la posible inestabilidad, cosas de las hipotecas, supongo. Si es así, cómo nos están jodiendo las hipotecas.

Fuente: Blog de Ricardo Galli.

No hay comentarios: