Buscador:

2 abr. 2014

Samsung estrena nueva generación de tecnología "vestible" el próximo día 11

 La nueva generación de tecnología "vestible" de Samsung, compuesta por dos relojes y una pulsera inteligente, así como su nuevo teléfono Galaxy S5, resistente a polvo y agua y con lector de huella dactilar, llegarán al mercado español el próximo 11 de abril.

La tecnológica surcoreana ha mostrado este martes en Madrid sus nuevos dispositivos, presentados el pasado febrero en el Mobile World Congress de Barcelona, entre los que destaca el Gear Fit, una pulsera de 27 gramos con pantalla táctil "superamoled" curvada de 1,84 pulgadas que cuenta con pulsómetro y podómetro y permite leer notificaciones del teléfono móvil.

Está equipada con un sistema operativo propietario de Samsung, abierto al desarrollo de aplicaciones de terceros, mientras que los nuevos relojes Gear 2 y Gear 2 Neo tienen a Tizen como sistema operativo.

La principal diferencia entre Gear 2 y Gear 2 Neo es la cámara de dos megapíxeles, que sólo está presente en el primero, y el cuerpo: metálico para el Gear 2 y de plástico para el Neo.

Los nuevos relojes cuentan con pulsómetro e infrarrojos, para utilizarlos como mando a distancia de la televisión, además permiten reproducir música mediante "bluetooth" sin necesidad de llevar el teléfono encima.

Al igual que en la primera generación del Gear, tienen pantallas de 1,6 pulgadas, podómetro y 4 gigas de almacenamiento. Estarán disponibles en los colores marrón, negro y naranja.

Estos tres accesorios de Samsung para llevar en la muñeca son compatibles con 17 dispositivos de gama alta únicamente de la firma surcoreana (tabletas, teléfonos inteligentes y "phablets").

Se podrá cambiar sus correas y son resistentes al agua y al polvo, al igual que el nuevo teléfono Galaxy S5.

Las principales novedades del nuevo teléfono inteligente de Samsung son su lector de huella digital, su medidor de frecuencia cardíaca, que es sumergible en agua dulce (a un metro de profundidad y durante un máximo de 30 minutos) y que es resistente al polvo.

Según el portavoz de Samsung, Luis Puchades, son cinco los pilares en los que se sustenta el nuevo Galaxy S5: diseño, cámara, conectividad, control y gestión de variables relativas a la salud.

En cuanto al diseño, el nuevo teléfono tiene una pantalla de 5,1 pulgadas superAmoled -frente a las 5 pulgadas de su predecesor- que ha mejorado su luminosidad, ha asegurado Puchades.

Cambia su material trasero por uno, también de plástico, en el que no quedan marcadas las huellas.

La cámara trasera tiene 16 megapíxeles (frente a los 13 del S4), ofrece un enfoque más rápido (en 0,3 segundos) y permite definir el enfoque una vez tomada la fotografía.

Puchades ha afirmado que el S5 toma imágenes con colores y luces más reales y que la interfaz para manejar la cámara se ha simplificado.

Ha añadido que el terminal mejora la conectividad wifi y 4G, tecnologías que se pueden combinar para acelerar la descarga de archivos, y que posibilita activar un modo de ahorro de batería y otro de emergencia para avisar, en caso de necesidad, de la ubicación del usuario.

El S5 también ofrece limitar a su dueño el acceso a determinados archivos, activar un control parental y medir determinadas variables relativas a la salud, como el pulso o los pasos datos, mediante la aplicación S Health.

Está equipado con Android Kit Kat 4.4.2, tiene un procesador de cuatro núcleos que funciona a 2,5 gigaherzios, 2 gigas de memoria RAM y una batería de 2.800 miliamperios (frente a los 2.600 del S4).

Samsung no ha precisado los precios de estos dispositivos, que llegarán a más de un centenar de países el próximo viernes 11 de abril.

No hay comentarios: