Buscador:

3 sept. 2010

Sony dejará de producir televisores en España tras la venta de su única planta

Cinco Dias

La Generalitat catalana ha dirigido las negociaciones para el traspaso de la factoría de televisores de pantalla plana de Sony a los grupos familiares Ficosa y Comsa Emte. Ninguna de las partes confirmó ayer la operación, pero la voluntad del grupo japonés de reducir costes en la división de electrónica de consumo ha replanteado el futuro de su única planta española.
Sony se comprometió hace meses a estudiar la reconversión de parte de la producción del centro de Viladecavalls (Barcelona) para elaborar paneles solares. Sin embargo, el grupo nipón descartó esta posibilidad y decidió garantizar la actual producción hasta finales de este mismo año, vendiendo a un grupo asiático la factoría de televisores ubicada en Eslovaquia, el mismo centro que amenazó hace tres años la viabilidad de la factoría española.
Al final, la presión permanente de los costes ha aconsejado planificar el cierre de la actividad. Para evitar otro expediente que afectaría a 1.020 empleados, la Generalitat catalana impulsó los contactos con Ficosa y Comsa Emte para que lideren el cambio progresivo de la producción. La primera, que recibió un crédito participativo de 50 millones de euros de la propia Administración, está interesada en diversificarse en equipos electrónicos para la industria del automóvil, mientras que Comsa prevé crecer en la ingeniería de sistemas medioambientales.
Según los términos de los acuerdos, Sony garantizaría la compra de buena parte de los televisores durante unos meses, facilitando la migración de la producción. La mayor incógnita se centra en el nivel de empleo que serán capaces de mantener los nuevos propietarios, y en el futuro del centro de diseño. La plantilla fija de 1.020 empleados se complementa hasta puntas de 2.000 trabajadores eventuales, dependiendo de la época del año. En cualquier caso, está sería el segundo cambio profundo de producción de la factoría, que ya experimentó una reordenación en 2006 cuando cesó la producción de televisores de tubo catódico a las actuales pantallas planas. Desde entonces, Sony ha variado varias veces el sistema productivo para reducir costes.

El primer aviso llegó ya en marzo

El repliegue del gigante japonés en España se inició en marzo pasado, cuando decidió vender al fondo de inversión Praedium el almacén logístico de Castellar del Vallés (Barcelona), cercano a la planta de televisores. Al mismo tiempo externalizó la logística al operador francés CEPL, que asumió los 96 trabajadores del almacén. Las negociaciones para la venta de la factoría repetirían este resultado, aunque la paulatina reducción de la producción de televisores vuelve a introducir incertidumbre sobre el futuro de los empleados del centro logístico.

No hay comentarios: