Buscador:

3 sept. 2010

China planta cinturón verde para evitar fusión de dos grandes desiertos

Pueblo en Linea

China ha puesto en marcha en días recientes un proyecto, según el cual se plantará un cinturón verde entre el tercer mayor desierto y el cuarto mayor del país para evitar que se unan, informó el jueves un funcionario de silvicultura de la región autónoma de Mongolia Interior, en el norte del país.

"Se trata de la primera vez que se planta un cinturón verde entre dos desiertos en China. Conforme al proyecto, que durará cinco años, se formará una faja de vegetación de 202 kilómetros de largo y entre 5 y 15 kilómetros de ancho entre los desiertos Badain Jaran y Tengger", señaló Wang Xiaodong, funcionario de silvicultura de la Liga (equivalente a una prefectura) de Araxan de la región.

Los trabajadores están ya allanando las dunas utilizando máquinas pesadas en los bordes del desierto Badain Jaran para prepararlo para la plantación.

Wang explicó que se utilizarán técnicas avanzadas para consolidar la arena y pavimentarla con arcilla antes de plantar arbustos resistentes a la sequía.

El desierto Badain Jaran, el cuarto mayor del mundo, se encuentra a unos 1.600 metros sobre el nivel del mar y es por lo tanto el más elevado del mundo.

Hace 50 años existía entre los dos desiertos un bosque de arbustos de una superficie de 400.000 hectáreas, que ahora se ha reducido a la mitad.

"El decrecimiento de la barrera natural ha permitido a las dunas de Badain Jaran trasladarse hacia el sur", dijo Wang, quien agregó que el proyecto ayudará a reforestar la zona hasta alcanzar su tamaño original.

En parte, la pérdida de la zona verde se debe a las actividades humanas entre los dos desiertos, destacó.

"Las cerca de 3.000 personas que viven en la zona han talado muchos árboles para obtener combustible o abrir paso al pasto, lo que ha dañado las tierras", explicó.

Asimismo, Wang expresó que como parte del proyecto, cerca de 1.000 residentes locales serán realojados en otros lugares para permitir la rehabilitación de la frágil ecología local.

"Una vez terminado el proyecto, se construirá una valla de hierro a lo largo del cinturón verde para prevenir que el ganado se coma los arbustos", dijo.

El proyecto de reforestación está financiado por los gobiernos central y local, que ofrecerán apoyo financiero valorado en 480 millones de yuanes hasta 2015.

No hay comentarios: