Buscador:

13 oct. 2007

METAL GEAR ONLINE

Fuente: Terra España.

Una de las pocas sorpresas agradables que nos deparó el pasado Tokyo Game Show, fue la presentación anticipada del que será el segundo Metal Gear para Playstation 3. Un prometedor juego multijugador online, que cambiará el concepto de infiltración.

Tras coquetear con el modo multijugador online en Metal Gear Solid Portable Ops, y en la versión Subsistence del tercer episodio de la saga, la compañía de Kojima finalmente se ha decidido a probar suerte en el género, presentando un título independiente, creado especialmente para jugarlo en red.< Metal Gear Online, es en cierto modo, la suma de todo lo que Kojima ha aprendido en sus devaneos con los shooters online. Así, resulta comprensible que su obra posea muchas de las características que ya pudimos observar en Subsistence, en Portable Ops, e incluso en Metal Gear Solid 4, no en vano, ambos juegos se valen del mismo motor gráfico.

El hecho que dos juegos compartan el mismo engine, es en parte negativo, dado que será inevitable que se los compare, y no hay más que ver ambos títulos para saber que por el momento, por mucho empeño que se ponga en su desarrollo, la versión online no se puede equiparar gráficamente con la campaña en solitario de MGS4. Más aún, cuando el despliegue de medios visuales y tecnológicos de la aventura de Old Snake superan a cualquier otro juego de Playstation 3, con diferencia. Pero, veamos que ases se guarda en la manga, la nueva locura de Hideo Kojima. Para empezar, el juego es capaz de soportar hasta 16 jugadores, y reúne la mayor parte de características de Subsistence, incorporándole elementos clave que fomentan el trabajo en equipo, y mejoran su jugabilidad, que ya era inmejorable en Snake Eater. Un nuevo sistema, llamado SOP, le da una importancia vital a las nanomáquinas que habitan dentro del cuerpo de nuestros hombres, cuya influencia va más allá de aquellas que fueron inyectadas en el cuerpo de Snake durante la introducción del mítico primer episodio de MGS.

Ahora las nanomáquinas sirven de enlace entre los miembros de un mismo equipo, estableciendo una conexión muy profunda, de forma que podremos saber su localización en el escenario, su condición física y mucho más, como por ejemplo, si un compañero ha detectado una mina o trampa, nosotros seremos capaces de identificarla en el mapeado. Una gran aportación a un conjunto de elementos, prácticamente calcados de los existentes en Subsistence, que junto a la posibilidad de hackear las nanomáquinas del enemigo, obteniendo valiosa información sobre su posición y conocimiento, eleva al máximo el componente estratégico de los combates. Además, contaremos con una amplia gama de nuevas acciones, algunas heredadas de Guns of the Patriots. Presionando Triángulo en el pad, podremos interactuar con el entorno de una y mil formas distintas, como superar obstáculos, buscar un lugar donde cubrirnos del fuego enemigo, o bien pegarnos a una superficie plana. Tampoco faltarán los métodos clásicos, que irán desde la hilarante técnica de dejar una revista erótica en el suelo para distraer al enemigo, pasando por el también jocosa táctica de convertirse en una caja de cartón andante. Otro interesante hallazgo, reside en que antes de empezar un enfrentamiento, se nos invitará a decidir que arma primaria queremos llevar, pudiendo elegir entre numerosos tipos de rifles, una recortada, una metralleta y pistolas de distinta índole, siendo la que usa silenciador una de las más efectivas. A modo de armas secundarias, hallamos bombas, grandas, y minas claymore, que harán más interesante nuestra visita al campo de batalla.< Amén del armamento, existen 15 habilidades especiales a escoger para incorporar a nuestros hombres, como mejor puntería, mayor velocidad, etcétera. Obviamente no podrán ser empleadas todas a la vez, y habrá que saber muy bien por cuales optar. Metal Gear Online se presenta como una alternativa interesante a MGS: 4, para unos una extensión del mismo, para otros un sueño hecho realidad.

Terra / Joan Narcís Marcè

No hay comentarios: