Búsqueda personalizada

11 mar. 2017

El Mobile Social Congress muestra la "cara oscura" de la industria del móvil

El II Mobile Social Congress, que se celebra este martes y miércoles en el Pati Manning de Barcelona impulsado por Setem Catalunya, mostrará la "cara oscura" de la industria tecnológica, en un evento alternativo al Mobile World Congress (MWC) de esta semana en Barcelona.
El congreso se ha presentado este martes en rueda de prensa con representantes del Ayuntamiento de Barcelona, Setem, Justícia i Pau, Free Knowledge Institute y Electronics Watch, entre otros.
El evento cuenta con una treintena de entidades y el apoyo del Ayuntamiento, y se desarrollará a través de conferencias de expertos, talleres, proyección de documentales y paneles.
Abordará los impactos laborales, de salud y medioambientales de la actividad ligada a las cadenas de suministro, el ciclo de la vida de la electrónica, las restricciones a los usuarios y las alternativas de programación libre, ha explicado Alba Trepat, de Setem Catalunya y Electronics Watch.
Trepat ha dicho que este lado oscuro de la tecnología móvil se vislumbra en el "oligopolio" de las comunicaciones y licencias, y en la vulneración de derechos humanos, que no es sólo la extracción de minerales.
Contra el uso irresponsable
Carme Altayó, de Solidaritat Castelldefels Kasando y Justícia i Pau, ha afirmado que no están en contra del MWC, de la tecnología y del móvil, sino en contra de "un uso irresponsable que vulnere los derechos de las personas".
Altayó ha recordado que el Ayuntamiento y el Parlament aprobaron una moción en 2013 que instaba a los organizadores del MWC a incluir un espacio de debate sobre los efectos de la producción, pese a lo cual aún debe convocarse "un congreso alternativo", por lo que ha remarcado que sería interesante debatir dentro del MWC.
El director del área de Justicia Global y Cooperación Internacional del Ayuntamiento de Barcelona, David Llistar, ha asegurado que le "consta" que se ha trasladado esta petición a los organizadores del MWC, pero que lo rechazaron, lo que no quiere decir que se siga insistiendo en el futuro.
Llistar ha afirmado que Barcelona realiza una cooperación de banda ancha con la que se preocupa también sobre la responsabilidad global, y ha admitido que el MWC es "un monstruo" que genera algunos beneficios para la ciudad y para las startups locales, pero que no hace suficiente hincapié en los impactos que produce la industria del móvil.
Carme Altayó ha dicho que se han intentado contactos con los organizadores pero que se llega a "un tope, que es el GSMA", y ha añadido que este espacio de debate no pretende avergonzar a los fabricantes, sino que el consumidor sepa qué hay detrás de la fabricación de un dispositivo móvil.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...