Búsqueda personalizada

21 oct. 2016

¿Fue Pokémon Go solo un amor de verano?

El furor por el juego ha caído: ya no es líder en descargas y se busca diez veces menos en Google que el pasado julio.

Llegó en julio e hizo que la gente se volviese loca. De pronto, las ciudades se llenaron de grupos de gente que aparecían espontáneamente en un lugar, mirando al móvil y hablando de algo de lo que hacía un par de décadas que no hablaban: Pokémon. La fiebre de Pokémon Go, el juego de realidad aumentada de Niantic Labs y Nintendo, hizo que los jugadores salieran a la calle en masa a cazar monstruitos.

Por el camino, batieron unos cuantos records: fue la app que tardó menos en alcanzar los 500 millones de descargas y la que recaudó 500 millones de dólares más rápido. Si esa velocidad a la que hacían caja se hubiese mantenido, podrían alcanzar los 1.000 millones a final de año. Lo más sorprendente de todo, dicen en Forbes, es que lograran eso con la app tal y como se lanzó, sin formas de monetización especialmente sofisticadas.

Tras el furor veraniego, el juego ha empezado a perder fuelle, como por otra parte es bastante lógico. Al fin y al cabo, a la fiebre ayudó no solo la app en sí, sino también la intensa cobertura mediática, que hizo que durante un mes Pokémon Go estuviese en titulares de todo tipo de medios, que no querían perder el tren (ni el tráfico) de la app del verano. Ahora, Pokémon Go ya no encabeza las listas de descargas, aunque sigue en los primeros puestos.

Otro lugar en el que se puede ver que el interés en la aplicación está poco a poco disminuyendo es Google: como recogen en Venture Beat, la semana pasada las búsquedas de “Pokémon Go” fueron solo una décima parte de las registradas durante la semana del 10 de julio, en pleno apogeo. Eso sí, se busca Pokémon Go cinco veces más de lo que se busca Clash Royale, uno de los juegos que ha adelantado al de Niantic Labs en las tiendas de apps.
Se acaba la pasión, llega la estabilidad

Decir que Pokémon Go está acabado solo porque ya no sean líderes en descargas e ingresos sería demasiado exagerado. En los próximos meses se verá si la app logra mantener el interés (a un nivel algo más normalizado) o si la caída no se frena nunca, pero lo más probable es que ocurra lo primero.

Desde el lanzamiento de Pokémon Go, desde Niantic Labs no han parado de ir actualizando y mejorando la app, logrando así provocar nuevos picos de interés entre los usuarios cada cierto tiempo. Los que continúen en ella verán cómo va mejorando y cambiando y se sentirán animados a seguir jugando; los nuevos usuarios, por su parte, se encontrarán con una aplicación mejor que ofrezca una experiencia más adictiva.

El peligro no está en Pokémon Go en sí, que llegó con estrategia de hit y todo parece indicar que la va a mantener, sino en sus rivales potenciales. De momento no tiene, pero ¿cómo saber que no llegará dentro de unos meses o unas semanas un nuevo juego que brille más? Nadie esperaba lo que pasó con Pokémon Go (posiblemente ni sus creadores, que sí anticipaban el éxito, pudiesen imaginar tal locura), al igual que nadie en su momento esperaba que el iPad fuese lo que fue (y es) o que Facebook fuese a conquistar el mundo.

Pokémon Go no es algo útil como son el iPad y (a su manera) Facebook, por lo que sí es fácil ver que llegará un momento en el que sea sustituida y casi olvidada (pasará con el tablet y la red social también, pero tendrán que pasar unos cuantos años). Mientras esto no pase, disfrutemos de la caza de monstruitos.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...