Búsqueda personalizada

2 nov. 2015

Halo, el exitoso videojuego de Microsoft, sale al rescate de la Xbox una vez más

Después de tres años de desarrollo y cerca de US$ 100 millones invertidos, Halo 5: Guardianes, finalmente salió a la venta la semana pasada. Las espectativas puestas en el videojuego son altas. Se espera que sea uno de los mayores lanzamientos del año.

Bonnie Ross, a cargo de la franquicia más exitosa de la historia de Xbox, sabe que las apuestas son altas. La ejecutiva de 48 años dirige 343 Industries, un estudio que desarrolla videojuegos para la consola de Microsoft. El lanzamiento es clave para que Microsoft recupere parte de lo invertido en su nueva Xbox One, que ha estado a la zaga de la PlayStation 4 de Sony.

El destino de Xbox ha estado estrechamente relacionado con Halo, desde que ambos debutaron en 2001; los ejecutivos de Microsoft en ese entonces reconocieron que la consola habría fracasado de no haber sido por el videojuego. Catorce años más tarde, sigue siendo clave para Microsoft. Ross asegura que el juego es una plataforma para demostrar lo buena que es la propia consola. "Halo es innovación y tecnología", dice la ejecutiva a Bloomberg. Durante los últimos catorce años, los consumidores han gastado cerca de US$ 4.600 millones en productos ligados a Halo, de los cuales cerca de un cuarto corresponde a merchandise.

El universo Halo

Microsoft ha registrado el nombre Halo para todo, desde ediciones especiales de Monopoly hasta una armadura de tamaño real como la que usan los futuristas soldados en la franquicia y que vendió por más de US$ 450. El primer libro de Halo, una novela llamada "La Caída de Reach", fue publicado antes de que el primer juego fuera lanzado. Desde entonces ya se han vendido casi 20 novelas, de los cuales, una docena han sido best sellers del New York Times.

Aunque los planes para que Peter Jackson, el director de El Señor de los Anillos, dirigiera una película sobre la franquicia, no se concretaron, Steven Spielberg está trabajando actualmente en una serie de televisión basada en el juego para Showtime.

Ross está conciente de los riesgos de inundar las jugueterías con cualquier cosa que tenga una imagen de Halo. Cuando se hizo cargo de la franquicia, la filosofía era aceptar cualquier solicitud de una compañía que estuviera dispuesta a pagar una regalía. Ella cambió eso.

Microsoft compró Bungie, el estudio que creó Halo, en 2000 y le dio al estudio prácticamente total autonomía, pero por razones creativas, Bungie quería escindirse. En 2007, Microsoft dejó partir a Bungie, pero conservó Halo y creó 343 Industries para que se hiciera cargo de él. Bungie ahora produce Destiny, uno de los principales rivales de Halo.

Un nuevo Star Wars

Cuando Ross tomó la decisión de asumir este proyecto, sus colegas le dijeron que no era una buena jugada para un ejecutivo joven. Existía la idea de que Halo debía cumplir su ciclo. "La gente sentía que haríamos uno o dos Halo más y ese sería el fin", dice Ross. "Lo que les pedí fue que si tomaba las riendas, quería ser George Lucas, quería ser dueña de todo, y hacer las cosas de manera diferente".

Al hablar de la franquicia Ross siempre vuelve a Star Wars, que adoraba cuando era niña. "Aquellos de nosotros que somos un poco más mayores, vimos Star Wars e hicimos fila por primera vez", cuenta. "Ahora estamos viendo la misma fila con Halo, donde muchos de los padres que comenzaron a jugarlo cuando tenían 20 o 30 años tienen hijos que están llegando a nosotros a través de la línea de juguetes Mega Bloks".

El director de desarrollo de franquicias de Bungie, Frank O'Connor, ayudó a Ross con la transición. Fue a una reunión con la ejecutiva. "Ella entró y realmente sorprendió a todos", recuerda, "se había leído todas las novelas, estaba profundamente inmersa en la ficción, y había jugado a todos los videojuegos". O'Connor finalmente dejó Bungie y regresó a Microsoft para ayudarla con el nuevo estudio, al que llamaron 343 Industries por el villano con inteligencia artificial que aparece en varios de los juegos de Halo.


La batalla final

El lanzamiento de la quinta versión de Guardianes marcó el inicio de la temporada más movida para el sector. EA está lanzando un juego de Star Wars y las populares franquicias Call of Duty y Fallout tendrán nuevas actualizaciones. Según 343, Halo 5 supera a casi todos los juegos en conciencia de consumidor e intención de compra, salvo por Call of Duty.

Aunque cada lanzamiento de Halo ha sido mayor que el anterior, ahora existen menos Xbox Ones que los Xbox 360 que habían cuando se presentó Halo 4. Eso podría afectar las ventas. En oportunidades anteriores, Microsoft siempre aseguraba que la nueva versión sería un éxito mayor que el previo, pero eso no ha ocurrido esta vez.

Pero incluso si Halo 5 es un éxito, Microsoft puede haber esperado demasiado. "Halo habría hecho una gran diferencia la Navidad pasada. Todas las demás franquicias que tiene Microsoft, con excepción de Minecraft, son muy viejas y están desgastadas", explica Gareth Sutcliffe, consultor que hasta 2003 trabajó para un estudio de juegos de Microsoft. "No haber tenido Halo listo por tanto tiempo afectó la tasa de instalación y puede haber hecho que perdieran la batalla final".

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...