Búsqueda personalizada

20 oct. 2015

La dura competencia de Netflix en España: comienza la pelea por el pastel del 'streaming'

Hace no demasiado tiempo, cuando la ley Sinde era la gran apuesta del Gobierno para acabar con la piratería, muchos veían la plataforma de vídeo bajo demanda Netflix como la solución perfecta al problema: muchos profesionales de la industria del cine pensaban que supondría un duro golpe para páginas como la popular SeriesYonkis mientras que los internautas soñaban con un servicio de una relación calidad precio idónea y un catálogo envidiable. Sin embargo, los responsables de Netflix no se decidían a dar el salto a España. Al parecer, los dos grandes inconvenientes para desembarcar en este país eran la piratería, que ellos calificaban como alarmante, y los altos impuestos que debían pagar aquí. Esto no ha cambiado demasiado, pero sí ha entrado en juego un tercer factor, el desarrollo y consolidación del negocio del vídeo online en España. Ahora, con un mercado más o menos asentado y la gente acostumbrada a consumir series y películas en streaming previo pago, Netflix ha decidido aterrizar en la Península. Con este orden de cosas, la dificultad es otra. La compañía estadounidense llega en un momento en el que la gente ya está familiarizada con nombres como Wuaki, Yomvi y Movistar+. La competencia es dura, así que la plataforma estadounidense debe ofrecer atractivos elementos diferenciadores si desea hacerse con una parte del pastel. Plataformas de vídeo bajo demanda Netflix La plataforma empezará a funcionar en España este martes 20 de octubre. La páginas ofrece tres modalidades de suscripción mensual: una básica con calidad de imagen estándar por 7,99 euros, una intermedia que permite visionados en dos dispositivos y en alta definición a 9,99 euros, y la más cara, que permite ver el contenido en cuatro dispostivos y da acceso a los vídeos en calidad 4k, por 11,99 euros. Incluye un mes de prueba gratuito. No ofrece la posibilidad de alquiler. Su catálogo inicial será reducido, pero la compañía asegura que irá nutriendo el catálogo cada semana. Entre los contenidos ofrecidos desde el comienzo de su andadura figuran las series Daredevil, Sense8, Grace and Frankie, Unbreakable Kimmy Schmidt, Marco Polo, Club de Cuervos y Narcos. El acceso al servicio de vídeo en streaming de Netflix podrá realizarse a través de multitud de dispositivos: PC, tableta, teléfono inteligente, consolas conectadas, televisiones inteligentes, Apple TV y Chromecast de Google. Wuaki.tv En 2011, esta startup española se convirtió en uno de los primeros intentos serios de establecer un servicio de calidad de vídeo online en España. Mediante una suscripción mensual de 6,99 euros se puede acceder a buena parte del contenido, aunque no a todo. El alquiler de películas cuesta 1,99 euros en calidad estándar y 2,99 euros en alta calidad. Además, es posible comprarlas por 13,99 euros. Los estrenos en HD cuestan 3,99 euros. El seervicio ofrece un mes gratuito de prueba. Puesto que ya lleva años en funcionamiento, el catálogo es amplio, sobre todo en la opción de alquiler. Entre su catálogo hay muchos títulos recientes y series de éxito como The Flash, House of Cards, Sherlock, The Walking Dead o Halt & Catch Fire, de AMC, aunque se echa en falta más contenido en alta definición. Wuaki.tv también puede verse en un gran número de dispositivos: smartphones y tabletas, consolas, smart TVs, ordenadores y Chromecast. Yomvi / Movistar+ La fusión de Canal+ con la operadora de telefonía impide a los nuevos usuarios contratar Yomvi si no es a través de Movistar. Sin embargo, el acceso al servicio está incluido en todas las ofertas actuales de la operadora. El paquete familiar básico cuesta 20 euros al mes aunque, si se quiere acceder a todo el contenido, es necesario contratar el paquete de cine por otros 9 euros al mes para ver las películas de estreno y otro de 5 euros al mes para ver series como True Detective. El catálogo, fruto de la fusión de Canal+ Series y Movistar Series, es amplio y cuenta con atractivos como Orange is the New Black y House of Cards, producciones que en otros países han sido exclusivas de Netflix pero que en España aún pueden verse en otras plataformas como Yomvi o Wuaki. Aunque quizá su principal baza son los contenidos de la HBO, especialmente la popular Juego de Tronos. Se puede acceder a estos contenidos a través de ordenador, las smart TV, los dispositivos Android e iOS y las consolas PS3, PS4 y Xbox 360, aunque extrañamente no existe la posibilidad en Xbox One. Filmin Esta plataforma nació en 2006 fruto de la colaboración de las principales distribuidoras de cine independiente de España, pero no fue hasta su relanzamiento en 2010 cuando comenzó a adquirir cierta popularidad. Cuenta a su favor con un catálogo muy diferente al de la competencia, repleto de contenidos alternativos y aderezado con multitud de clásicos y algunos títulos recientes de gran calidad. La suscripción básica es de 8 euros mensuales mientras que la suscripción premium, que permite acceder a los mejores y más recientes contenidos, cuesta 15 euros al mes, aunque el precio se abarata al contratar suscripciones de plazos mayores. También ofrece la posibilidad de alquiler a precios que oscilan entre los 2 y los 4 euros. El catálogo ya es muy amplio e incluye más de 8.000 películas que pueden verse a través de PC, Mac, smart TV, dispositivos Android e iOS... MUBI Con un contenido aún más alternativo que Filmin, MUBI es quizá el videoclub online más minoritario y original de todos. Se trata de una plataforma dirigida a los amantes del cine no comercial con un catálogo que mezcla clásicos y películas de culto (aquí sí entran algunos títulos muy conocidos), largometrajes poco taquilleros pero aclamados por la crítica y trabajos de directores noveles. La mayor curiosidad de la página es que su catálogo está formado por tan sólo 30 películas pero que van cambiando según un peculiar modelo de actualización. Cada día, los expertos que llevan la web añaden una nueva cinta que está disponible sólo durante un mes para después desaparecer y dejar su hueco a otra. Además, la plataforma sirve como base de datos y también como red social para cinéfilos, que pueden charlar sobre sus gustos en común, informarse e incluso llevar la cuenta de lo que llevan visto. La suscripción mensual cuesta 4,99 euros y la anual, 39,99 euros. Los contenidos pueden verse en PC, Mac, Android, iOS, consolas Playstation y las televisiones Sony BRAVIA y Samsung Smart TV. Total Channel Aunque su gran reclamo —y su gran quebradero de cabeza debido a los problemas de retransmisión— son los partidos de la Campions League, esta plataforma puede presumir de una buena oferta de contenidos online. Por una suscripción de 9,99 euros al mes, Total Channel ofrece 12 canales de pago que suman más de 120 series y 100 películas por semana. La oferta incluye canales como AXN, Fox Life, Nickelodeon, Canal Historia, National Geographic, TNT y los canales oficiales del Real Madrid y del FC Barcelona. Los contenidos se pueden ver en diferido y, además, el servicio permite grabar 20 horas de vídeo para verlo después en hasta tres dispositivos diferentes (ordenadores, consolas, smart TV, dispositivos móviles...). Atresplayer El grupo de comunicación Atresmedia lanzó en 2012 Nubeox, su propio servicio de películas online, que ahora se conoce como videoclub de Atresplayer. Ofrece alquiler de películas que oscilan entre los 0,99 euros y los 3,99 euros para las películas más recientes. Además, es posible comprarlas por un precio que va desde los 6,99 hasta los 15,99 euros, que suben hasta 19,99 euros en la versión HD. La plataforma también cuenta con un catálogo de series no muy amplio pero con algunos títulos atractivos como Arrow, The Big Bang Theory y Mad Men. Aunque Nubeox sí contaba con un modelo de suscripción mensual, el videoclub Atresplayer ha eliminado esa opción y sólo permite el alquiler y la compra. Eso sí, muchas de las películas que se ofrecían a través de Nubeox están ahora disponibles en la versión premium de la web básica de Atresplayer, un servicio por el que hay que pagar 2,69 euros al mes. Puede accederse al videoclub desde televisores inteligentes, dispositivos móviles y ordenadores, aunque no desde consolas. Otras alternativas El negocio del vídeo bajo demanda no para de crecer y cada día surgen nueva ofertas como Cineclick, Orange TV y Vodafone TV, un sirvicio con el que Vodafone no logra hacer sombra a Movistar y que probablemente ha llevado a la compañía a llegar a un acuerdo con Netflix para integrar la popular plataforma en sus servicios. Estos servicios se unen a otros más veteranos como Filmotech, creado por EGEDA para promover el consumo de cine español y latinoamericano mediante una suscripción de 6,95 euros al mes. También es probable que Amazon acabe lanzando su servicio de vídeo bajo demanda en España. Se trata de una plataforma similar a Netflix que en Estados Unidos ya ha conseguido una buena base de usuarios. Al igual que su principal rival, también ha comenzado ha desarrollar contenidos de producción propia. Aunque el verdadero rival de este tipo de páginas son las webs que ofrecen películas y series en streaming sin contar con los derechos de distribución y reproducción. Actualmente hay algunas muy populares como Popcorn Time y Cuevana.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...