Búsqueda personalizada

1 jul. 2015

California obliga a vacunar a los escolares menores de edad

LD/Agencias
El gobernador de California, Jerry Brown, firmó este martes la nueva ley de vacunación del estado que pone coto a la libertad de los padres para invocar razones personales con el fin de evitar que sus hijos sean inmunizados.

La rúbrica llega un día después de la aprobación parlamentaria definitiva de esta iniciativa legislativa conocida como SB 277 que ha generado controversia por encontrar la oposición de parte de la ciudadanía que teme los efectos secundarios de la vacunación.

"La ciencia es clara sobre que las vacunas protegen a los niños frente a un número de enfermedades infecciosas y peligrosas. Aunque es cierto que no hay intervención médica sin riesgo, la evidencia muestra que la inmunización beneficia y protege a la comunidad", argumentó Brown en el documento que convierte esa medida en ley.

California se convirtió así en el trigésimo segundo estado en el país que pone fin a la exención de vacunación por creencias personales.

Hasta ahora, los padres californianos podían saltarse el calendario de vacunación de sus hijos si así lo consideraban oportuno, aunque siempre después de recibir el asesoramiento de un doctor que les explicara las consecuencias de su decisión.

La propuesta SB 277 contaba con un amplio respaldo de la comunidad médica, política y social, pero fue recibida también con críticas por parte de un creciente número de familias que desconfían de las vacunas.

En California hay escuelas en las que un 30% de los alumnos, según datos del departamento estatal de Sanidad, no están vacunados por decisión de los padres, un porcentaje alarmante a ojos de las autoridades, ya que resta efectividad a los esfuerzos por mantener a raya la transmisión de virus.

Se considera que una comunidad está protegida contra una enfermedad cuando entre un 92 y un 95 % de sus miembros está vacunado, esto genera la inmunización colectiva, es decir, que es altamente improbable que alguien se contagie incluso si no estuviera inmunizado.

Los impulsores de esta nueva ley aseguraron que lo que se buscaba era defender la salud pública mediante la protección de las tasas de vacunación.

Le ley solo se aplicará a las vacunas actualmente en vigor y obligará a los centros de primaria, secundaria y guarderías a exigir que todos sus alumnos estén inmunizados para permitirles el acceso al centro.

La medida no afectaría a los niños escolarizados en casa ni a aquellos exentos por razones médicas.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...