Búsqueda personalizada

17 jun. 2015

Famosos y empresas de todo el mundo se protegen contra los dominios '.sucks' y '.porn'

Hubo un tiempo en el que los dominios de Internet no pasaban del famoso .com, los menos usados .org y .net y las extensiones nacionales tipo .es o .it (para España e Italia respectivamente). El número de dominios fue creciendo progresivamente. Sin embargo, fue en 2013 cuando se produjo el gran punto de inflexión. Como culminación de un proceso que se inició en 2008, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en inglés) dio el visto bueno al uso de cientos de nuevas extensiones como '.odio', '.jazz' o '.sexo'.

El proceso de aprobación de nuevos dominios permitió que cientos de nuevas terminaciones se sumasen a las más de 270 genéricas y territoriales que existían hasta entonces en Internet, desde geográficas como ".madrid", ".eus", ".barcelona", ".gal", ".berlin" hasta nombres comunes tipo ".bike", ".sport", ".bank", empresas como ".mango" y entidades financieras como ".bbva" o ".lacaixa".

Al miedo inicial de muchas empresas, que temían la llegada de un nuevo filón para los cazadores de dominios, se ha sumado un segundo problema, el de dominios con carácter delicado o peyorativo como '.porn' y '.sucks' ("apesta" en inglés). Esto ha hecho que multitud de celebridades y empresas se hayan apresurado a comprar sus dominios para proteger su nombre y su marca.

Una de las primeras en dar el paso fue la cantante Taylor Swift, que hace unos meses no dudó en adquirir los dominios TaylorSwift.porn y TaylorSwift.adult para evitar que cualquier otro los usase con malas intenciones. Paris Hilton también se hizo con su dominio .porn por el mismo motivo, y Ashton Kutcher y Mila Kunis compraron varios dominios de este tipo con el fin de proteger a la imagen de su hija. En cuanto a empresas, Microsoft se apresuró a registrar Office.porn y Office.adult.

Ahora, el visto bueno a la extensión '.sucks' ha vuelto a generar una ola de temor entre famosos y empresas. El actor Kevin Spacey y la presentadora estadounidense Oprah Winfrey no se lo han pensado dos veces a la hora de proteger su nombre, aunque el mayor revuelo se ha producido entre las empresas.

 De este modo, muchas grandes compañías ya se han hecho con esta "apestosa" extensión vinculada tanto a su nombre genérico como a muchos de los servicios y marcas ligados a ellas: Yahoo (yahoo.sucks), Visa (visa.sucks) Facebook (facebook.sucks, instagram.sucks...), Wordpress (wordpress.sucks), Apple (apple.sucks, itunes.sucks, imac.sucks, facetame.sucks, siri.sucks...), Google (google.sucks, youtube.sucks, gmail.sucks, glass.sucks, nest.sucks...), Microsoft (microsoft.sucks, bing.sucks, windows.sucks, outlook.sucks, msn.sucks...), etcétera.

"El perjuicio que esta terminación puede provocar a la imagen de una empresa no se limita de forma exclusiva a las grandes corporaciones multinacionales, sino que también puede dañar la reputación de compañías de ámbito nacional, pymes y startups", explica David Costa, Country Manager de Nominalia, empresa de dominios, hosting y protección de marca online.

Ha sido tal el revuelo causado por la nueva terminación, que la fase Sunrise, en la que las marcas inscritas en la Trademark Clearinghouse (el servicio de protección de marcas online más importante del mundo) pueden reivindicar su prioridad de registro de dominios, se ha ampliado hasta el próximo 19 de junio (inicialmente, estaba prevista la conclusión de dicho periodo el pasado día 1).

Esta ampliación responde al hecho de que muchos propietarios de marcas, abogados especializados en propiedad intelectual y ejecutivos de importantes empresas no estaban al corriente del próximo registro de la extensión de dominio '.sucks' e incluso del funcionamiento de la propia fase Sunrise y de la Trademark Clearinghouse (TMCH).

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...