Búsqueda personalizada

13 nov. 2014

El cybercriminal más buscado por el FBI usaba el nombre de su gato como contraseña

En casa del herrero cuchara de palo. Pocas veces este refrán popular ha sido más apropiado para describir una conducta que a priori parece contradictoria. En el caso que nos ocupa una de las medidas básicas de seguridad informática ha sido olímpicamente ignorada por alguien que precisamente se dedicaba a franquear sistemas ajenos de la forma más cándida.

En el año 2012 se arrestó en Chicago a Jeremy Hammond, acusado de haber accedido de manera ilegítima a los servidores que alojaban la página web de Stratfor, un grupo de análisis y asesoramiento de seguridad. Era el hacker más buscado por el FBI y para su detención fue necesaria la colaboración de Hector Xavier Monsegur, miembro del grupo especializado en seguridad informática LulzSec.

Mientras agentes federales armados asaltaban su casa para detenerle, Hammond tuvo tiempo para cifrar los contenidos de su disco duro, y ha sido ahora cuando se ha conocido cómo Monsegur fue capaz de desencriptar dicha información.

Tras largo tiempo de ataques de todo tipo mediante algoritmos capaces de probar múltiples combinaciones finalmente se encontró la contraseña con la que el hacker había protegido celosamente la información almacenada en su disco duro y sorprendentemente no resultó ser una larga cadena de letras, números y símbolos sin sentido combinando mayúsculas, minúsculas, espacios y signos varios sino que el secreto resultó ser mucho más sencillo: Chewy123.  Y sí, Chewy es el nombre del gato de Jeremy Hammond.

Lo cierto es que cualquier experto crackaeador habría empleado como uno de los primeros candidatos alguna combinación que contuviese el nombre de la mascota del sujeto cuya seguridad se trataba de vulnerar (en este caso, amparados por la Justicia) así que parece un poco extraño que se tardase tanto en que potentes ordenadores calculasen las combinaciones necesarias para llegar a este descubrimiento que, una vez más, pone de relieve la estrecha relación entre la tecnología informática y los felinos que hace que los vídeos de gatetes continúen entre los más populares en YouTube.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...