Buscador:

21 nov. 2014

Apple y Google quieren romper el statu quo en la música en 'streaming'

El mercado de la música en streaming está cada vez más concurrido, una buena noticia para los amantes de la música, que empiezan a contar con una variedad de servicios sin precedentes, unos gratuitos a cambio de publicidad, y otros de pago vía suscripción mensual. La noticia no es tan buena, sin embargo, para Spotify, actualmente el gran dominador de este mercado. Y es que las dos últimas compañías que quieren lanzar servicios de música en streaming no son precisamente pequeñas start-ups, que buscan comerse parte de este pastel. Son pesos pesados de la industria tecnológica: Google y Apple.

Este miércoles se supo que la compañía de la manzana está planeando incluir su servicio de streaming musical Beats Music en todos los dispositivos móviles de la marca el año que viene. Según avanzó el Financial Times, Apple incluirá el servicio en la versión de su sistema operativo móvil iOS 8.2. Un movimiento con el que el fabricante del iPhone buscaría impulsar el número de usuarios de Beats Music.

Aunque la compañía no ha confirmado oficialmente la noticia, en el mercado no ha extrañado, pues tras pagar 3.000 millones de dólares por el fabricante de los cascos de audio Beats (la mayor compra de Apple en su historia), todo hacía presagiar que el negocio del hardware no era la única motivación de Apple para efectuar esta compra, sino más bien impulsar su negocio de música en internet. Aunque el gigante tecnológico tiene su exitoso servicio iTunes, el tirón de los servicios de música en streaming ha restado interés a la compra de música en la tienda de Apple.

De confirmarse la iniciativa, detrás de la maniobra de Tim Cook, consejero delegado de Apple, estaría dar una mayor visibilidad a Beats Music, y sin duda, una buena forma de lograrlo es que la aplicación venga preinstalada en los populares iPhones y iPads.
Pese a que se desconoce la fecha exacta en la que Apple previsiblemente estrenará Beats Music en iOS y si el servicio mantendrá su nombre o no, Spotify no debería relajarse. Más allá de este movimiento de Apple, la compañía europea se enfrenta a otro rival, que –a diferencia Rdio o Rhapsody, que son alternativas claras en EE UU– tiene suficiente peso como para cambiar el equilibrio de poder actual en este negocio: Google.

Sinergias con otros servicios

El buscador anunció que había alcanzado un acuerdo con Merlin, la plataforma gestora de derechos que representa a miles de sellos discográficos de todo el mundo, para lanzar su propio servicio de música en streaming, Youtube Music Key. Seguramente, saber que la plataforma de contenidos digitales de Google atrae a unos 1.000 millones de visitantes únicos al mes causará respeto a cualquier empresa que quiera participar en este mercado.

En el caso del buscador, sí se sabe de manera oficial que el servicio costará 9,99 dólares al mes, aunque tiene un precio especial de lanzamiento de 7,99 dólares. Google arranca el servicio con una beta privada para algunos usuarios que tendrán seis meses de servicio gratuito y después gozarán de un precio especial de por vida de 6,99 dólares al mes. El lanzamiento a gran escala de Youtube Music Key no tendrá lugar tampoco hasta el próximo año, y explotará también sinergias con otras ofertas del buscador como Google Play Music y los vídeos de artistas de Youtube.

Spotify cuenta actualmente con unos 12,5 millones de suscriptores de pago y saca una gran ventaja a sus rivales en el negocio de la música en streaming, pero deberá estar alerta de los movimientos de Apple y Google. Más después de la polémica desatada en las últimas semanas con la retirada de los álbumes Taylor Swift de Spotify. Aunque no está claro si Youtube Music Key o Beats Music van a pagar más a los artistas, cualquier movimiento puede cambiar el statu quo.

No hay comentarios: