Búsqueda personalizada

2 oct. 2014

Los acuerdos entre Google y los fabricantes de smartphones, bajo la lupa europea

Hace tiempo que se sabe que los miembros de la Open Handset Alliance (OHA), el grupo de fabricantes que hace dispositivos con el Android certificado por Google, tiene acuerdos secretos con esa compañía, en los que se especifica que se debe dar visibilidad a las herramientas de Google (como Chrome, la aplicación de mapas o la de YouTube) en detrimento de las que cada fabricante pueda incluir, y es la razón por las que muchos smartphones con Android tienen dos navegadores, dos galerías de fotos o dos reproductores de música. Android es gratis y libre (y en su versión básica se conoce como Android AOSP) pero para poder incluir las herramientas de Google y tener acceso a su tienda de aplicaciones, debe ser miembro de la OHA y estar certificado por la compañía.

La semana pasada fue el sitio The Information el que accedió a la versión más reciente de ese acuerdo secreto, en donde se especifica que son 20 las aplicaciones de Google que deben incluirse en Android; en los acuerdos también se define dónde deben verse esas aplicaciones; hace tiempo que la compañía viene negociando con los fabricantes el reducir las variaciones en la interfaz de usuario de cada marca para lograr que Android tenga un aspecto más unificado (reducir la fragmentación), como demuestran documentos de 2011 divulgados en febrero último por Benjamin Edelman, un experto que analizó los documentos compartidos en el juicio entre Google y Oracle.

Ahora es The Register el que reporta que la Unión Europea está investigando este acuerdo, por la posición monopólica que tiene Google en el mercado de smartphones, similar a la de Windows en las PC (que también fue investigado por la Unión Europea por su promoción del Internet Explorer).

Según documentos a los que accedió The Register, la Comisión para la Competencia de la Unión Europea le estuvo pidiendo información a los fabricantes a mitad de año, y al no recibir respuesta una nueva petición incluye ver los contratos entre los fabricantes y Google, y documentos varios, como mensajes de correo electrónico intercambiados entre ejecutivos de las compañías, el proceso de elección de la marca que hará un equipo Nexus, etcétera. La Comisión amenaza con multarlos por el 1 por ciento de su facturación en los últimos cinco años si no le dan la información requerida.

La Comisión de la Competencia (que por estos días le estuvo reclamando a Irlanda el trato fiscal preferencial que le da a Apple) también está investigando a Google por su posición monopólica en lo que refiere a las búsquedas, y a la promoción de sus servicios en los resultados.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...