Búsqueda personalizada

2 oct. 2014

Lenovo mantendrá la unidad de x86 de IBM sin cambios durante los próximos trimestres

Lenovo ha presentado hoy en Madrid su nueva oferta de servidores de la gama ThinkServer, un día después del cierre oficial de la compra de la unidad x86 de IBM.

La anunciada se trata de la primera fase de la transacción que se dio a conocer en enero. Se espera que sea en la segunda fase cuando la integración se haga efectiva en Europa y por ende, en España.

Fruto de la compra de 2.100 millones de dólares, Lenovo incorporará a sus filas más de 2.000 ingenieros y sumará a sus instalaciones 7 fábricas y hasta 31 centros distribuidos por todo el globo. Juan Chinchilla, director general de Lenovo Iberia, promete una integración total del canal de IBM en el negocio de Lenovo manteniendo los compromisos existentes. Se espera una transacción gradual. Por el momento se seguirán ofreciendo los servicios que IBM despliega en sus System X, confirma Chinchilla a este medio.

La adquisición, dice Chinchilla ante los periodistas, “confirma la apuesta por servidores”. Y es una apuesta fuerte. Con la integración del negocio x86 de IBM Lenovo pasará a ocupar el tercer puesto en el ranking de vendedores de servidores a nivel mundial y podrá llegar a las medianas y grandes empresas. Su marca de servidores actual, ThinkServer está destinada principalmente a pymes.

¿Por qué este negocio de servidores? Considera que las tendencias en x86 son “consistentes con la nueva realidad” que afrontan las empresas. Esta nueva realidad habla de crecimiento de sistemas convergentes, de incremento en conexiones de los clientes, de implantación de Big Data en los negocios, del aumento de los presupuestos destinados a gestión.

Además, Lenovo, una que se autodenominaba compañía de PC, admite que este negocio se ha quedado corto. Por eso ha puesto en marcha una triple estrategia que ofrece dispositivos (PC y móviles), infraestructura y servicios cloud.

Como líder en el negocio de PC, el gigante chino está creciendo en los demás negocios a golpe de talonario. Con la adquisición de Motorola Mobility para reforzar su estrategia móvil y con la compra del negocio x86 de IBM, para escalar a la tercera posición en la industria de servidores. Esta última rama generará 5.000 millones de facturación en los próximos 12 meses.

La compañía cerró su año fiscal 2013/14 con unos ingresos de 38.700 millones de dólares.
Pocos cambios de momento

No se verán efectos inmediatos de la transacción. No se prevén movimientos en los equipos comercial y de operaciones ni cambios de marca, al menos en los próximos trimestres.

Lenovo pasará a tener dos marcas en el mercado. Mantendrá Thinkserver para los productos propios y System X para las máquinas procedentes del Gigante Azul. Los cambios en las marcas “se están definiendo”, confirma Chinchilla. Al igual que los portfolios de productos, las marcas se mantendrán como hasta ahora por lo menos en los próximos trimestres.

Precisamente, como muestra de que mantienen esta apuesta, la compañía china ha presentado hoy tres nuevos servidores ThinkServer para la empresa. Los productos RD550 y RD650 incorporan procesadores de próxima generación de Intel Xeon E5-2600 v3, con un diseño termal medio ambiental dinámico que permite operar hasta con 45 grados Celsius sin impacto en su rendimiento.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...