Búsqueda personalizada

26 sept. 2014

El director del FBI preocupado por las nuevas medidas de seguridad de Apple y Google

Reforzar las medidas que favorezcan la privacidad y la seguridad en el uso de nuestros dispositivos móviles parece digno de que todos nos alegremos pero hay quien se preocupa por esta causa: el director del FBI, quien ante el refuerzo en este sentido que están poniendo en práctica los sistemas operativos iOS y Android manifiesta que “podría permitir que algunos ciudadanos se sitúen por encima de la Ley”.

No ha sentado nada bien a James Covey, director del FBI, las diversas medidas con las que Apple y Android están procediendo a reforzar la seguridad de sus sistemas operativos para dispositivos móviles a fin de evitar intromisiones no autorizadas en la privacidad de los datos de sus usuarios. Literalmente Covey se ha expresado manifestando que se siente “muy preocupado” y que aunque es un “firme defensor del imperio de la Ley medidas de este tipo con las que los gigantes de Silicon Valley quieren reforzar la protección de la privacidad de los dispositivos móviles”.

Las manifestaciones de Covey se producen poco después de que desde Apple hayan confirmado que los dispositivos funcionando bajo el sistema operativo iOS ya no permitirán técnicamente el acceso a quien no disponga de la contraseña de usuario, una medida que surge como respuesta a las filtraciones producidas el pasado año y que permitieron conocer que la NSA, Agencia de Seguridad Nacional, mantenía un complejo sistema de espionaje a través de Internet.

El director del FBI ha expresado su comprensión con las inquietudes de los usuarios que desean mantener la privacidad de sus comunicaciones pero al mismo tiempo defiende la necesidad de acceder a los dispositivos móviles por parte de las autoridades en circunstancias extremas y excepcionales como en caso de ataque terrorista. Ha puesto como ejemplo que le parece razonable que se pueda acceder a la privacidad de los ciudadanos (sea esta los datos contenidos en un teléfono móvil o dentro de un armario) contando con la debida autorización de un juez, pero lo que no le parece razonable, en alusión a las mencionadas medidas de seguridad que impedirían el acceso a nadie que no tuviese la contraseña, es “que se fabriquen armarios que nadie podrá abrir”.

Se ha quejado también de que tras mantener conversaciones con representantes de Apple y de Google en ningún caso se ha llegado a acuerdo alguno y de hecho ha criticado que ambas empresas estén publicitando sus sistemas operativos de una forma que parece decir “usa nuestros dispositivos y ni siquiera un juez podrá acceder a tus datos“.

En referencia a que toda esta cuestión es una reacción al escándalo suscitado por las revelaciones hechas por el exanalista de la NSA Edward Snowden Covey también ha explicado que entiende la situación como un movimiento pendular pero espera que esta vez el péndulo no se aleje demasiado del punto de equilibrio.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...