Búsqueda personalizada

9 jul. 2014

Prohíben el uso de los Google Glass en los cines del Reino Unido

Antes de comenzar una proyección, en los cines siempre se pide que los espectadores apaguen sus teléfonos celulares o que deshabiliten los sonidos de llamadas. Y a partir de ahora, en el Reino Unido está prohibido asistir a una película con los anteojos electrónicos Google Glass, tras un anuncio de la Cinema Exhibitors Association (CEA), la asociación que agrupa al 90 por ciento de las salas del país europeo.

Con una autonomía de un día de uso y 12 GB de espacio de almacenamiento, el rendimiento de los Google Glass con grabación continua se reduce de forma notable. Esta función no está pensada para que pueda grabar durante las dos horas de duración de una película promedio, pero no obstante la CEA anunció la prohibición de usar las gafas electrónicas durante las proyecciones.

Google acaba de lanzar los anteojos electrónicos Glass en el Reino Unido, tras su lanzamiento en Estados Unidos el pasado mayo. La compañía dijo que este tipo de medidas son el producto del desconocimiento del funcionamiento del dispositivo. "Recomendamos que los dueños de los cines actúen de la misma forma que lo hacen con los celulares o tabletas: apagarlos apenas empiece la película", dijo un vocero de la firma, citado por The Telegraph.

Tras su lanzamiento, los anteojos Google Glass han logrado reacciones dispares tanto en la industria como entre los usuarios. Por una parte, el uso de una cámara y una pequeña pantalla ubicada en su marco permite una nueva forma de interacción con la tecnología.

Al margen de la medida adoptada por los dueños de los cines de Reino Unido, otro grupo de detractores de los Google Glass señala que su uso implicaría una intromisión en la privacidad de las personas. Ante estas preocupaciones, la compañía estadounidense publicó sus reglas de usopara evitar ser grosero o desubicado en situaciones en donde no se permite el uso de estos accesorios.

El desconocimiento sobre el uso de este accesorio también conlleva a diversos problemas legales: en Estados Unidos una conductora fue detenida por la policía cuando manejaba con los Google Glass, mientras que otro usuario fue interrogado por el Departamento de Seguridad tras ingresar a un cine con estos anteojos electrónicos.

En ambos casos, ambos usuarios demostraron su inocencia y el uso adecuado de los Google Glass.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...