Búsqueda personalizada

2 jun. 2014

Un smartphone es el arma principal en Watch Dogs

El protagonista de Watch Dogs, un esperado videojuego que hoy sale a la venta, tiene a su disposición un completo un arsenal de armas, pero si hay una que destaque entre todas las demás esta es su smartphone. Con su teléfono inteligente Aiden Pierce puede ver donde vive cualquier transeúnte que se cruce en su camino, consultar su saldo bancario, desactivar cámaras de seguridad, cambiar la luz de los semáforos, o incluso dejar a oscuras media ciudad.

Internet ha hecho que todo esté conectado y esta es, precisamente, la premisa de este título que hoy llega a las tiendas para PC, PS4, PS3, Xbox One y Xbox 360. Después de que su lanzamiento se postergara unos meses y de que se perdiera el estreno de las nuevas consolas, Ubisoft publica este juego ambientado en una Chicago que no dista mucho de la actual y que se convierte en el escenario de un intenso juego de acción.

Watch Dogs ofrece al jugador un mundo abierto en el que llevar a cabo todo tipo de actividades al estilo Grand Theft Auto o Assassin's Creed. El juego combina elementos de sigilo, con partes de acción y conducción, pero si por algo destaca entre los demás títulos de este género es por las ventajas que ofrece el sistema de hackeo. El hecho de que la ciudad de Chicago de Watch Dogs esté controlada por un software centralizado que vigila todo lo que pasa en ella —incluido a su población— es el arma que los desarrolladores del juego, Ubisoft Montreal, ponen en las manos del jugador.

Gracias a esta particularidad Watch Logs logra diferenciarse de los títulos de acción más tradicionales. Por ejemplo, en una persecución en coche el jugador no tan solo puede valerse de su habilidad al volante, sino también de otros trucos como levantar pivotes del suelo para acabar con sus perseguidores, o bien activar un puente levadizo para librarse de ellos. Al mismo tiempo, poder acceder a las cámaras de seguridad le permite evitar la acción directa, y no hace falta decir lo mucho que puede ganar sustrayendo el dinero de otras personas.

En este sentido Watch Dogs utiliza los temores de la sociedad de la información y de la privacidad en Internet para dar forma a unas mecánicas de juego originales, pero en ningún momento entra en cuestionamientos o decide hacer cualquier tipo de crítica social. Este el principal punto negativo de un título que a pesar de su original premisa no logra ir más allá de los clichés de cualquier blockbuster de acción ni tampoco consigue cautivar al jugador con una historia y unos personajes realmente carismáticos.

Centrado únicamente en ser un juego y nada más que eso, Watch Dogs ofrece más de 30 horas de contenidos de entre sus misiones principales y sus numerosas misiones secundarias. Además, incluye modalidades multijugador, entra las que destaca una muy original consistente en que un jugador se cuele en la partida de otro de incógnito para intentar hackearlo sin que éste advierta su presencia. Como Ubisoft suele hacer con sus lanzamientos, el juego está completamente localizado al castellano (voces y subtítulos).

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...