Búsqueda personalizada

24 may. 2014

Resucitar digitalmente a Paul Walker en “Fast&Furious 7″ costará 50 millones

Cuando hace medio año el actor falleció como consecuencia de un accidente de tráfico el mundo lloró su pérdida. Siempre es doloroso que alguien joven se marche antes de tiempo pero además sus millones de fans quedaban sin una figura de referencia en el cine de acción gracias a sus interpretaciones en la ya longeva saga de persecuciones automovilísticas. Adicionalmente estaba la circunstancia de que su fallecimiento se producía en mitad de la producción de la última entrega. Tras unos meses de pausa obligada el rodaje continúa. Lo que ahora conocemos es el complejo (y caro) proceso por el que la presencia de Walker será sustituida en pantalla.

No es la primera ocasión en la que un actor fallecido durante el rodaje de una película termina apareciendo en la misma interpretando escenas que en vida no llegó a rodar, y todo gracias a la magia de los efectos especiales digitales.

Desde la superposición del rostro de Brandon Lee en “El cuervo” a la inserción digital de Oliver Reed en “Gladiator” pasando por la participación de sir Lawrence Olivier en “Sky Captain y el mundo del mañana” gracias a fragmentos de viejas película lo que habíamos podido ver era casi un “recortable” de imágenes ya existentes hábilmente ubicado sobre otras nuevas escenas. En este sentido lo más espectacular puede haber sido la recreación de un Jeff Bridges digitalmente rejuvenecido en “TRON: legacy” o el Marlon Brando completamente digital de “Superman returns”.

Pero ahora se trata de ir aún más allá debido entre otras cuestiones a que el tiempo en pantalla del personaje interpretado por el tristemetne desaparecido Paul Walker es bastante superior al de los ejemplos citados, que no pasaban de ser anecdóticos como apariciones ocasionales de secundarios. Ahora se trata de recrear por completo a un personaje que interviene en diversas secuencias, que interactuará con otros personajes y del que será necesario tener planos de cara pero también de cuerpo. ¿Cómo se va a conseguir? Y lo más importante ¿cuánto va a costar?

La segunda pregunta tiene una respuesta más sencilla: 50 millones de dólares. El presupuesto para “The fast and the furious 7” (F&F7) ya estaba bastante abultado, nada menos que 200 millones de dólares, pero todo el rodaje adicional y la recreación digital de Paul Walker elevan en 50 millones más la cifra final… y eso a falta de que terminen, de manera que incluso podría encarecerse. Parte de este presupuesto obedece a los gastos derivados del tiempo (cuatro meses) que ha permanecido suspendido debido al fallecimiento de Walker, con unos costes estimados de $250.000 diarios por día en que no había rodaje.

Partes del rodaje que inicialmente estaban programadas para enero ahora tendrán lugar en junio, con lo que ello significa de, entre otras cosas, tener que pagar a técnicos y especialmente a actores para que estén disponibles en fechas que inicialmente no estaban previstas y que podían estar comprometidas por otros rodajes o promociones a los que podrían estar obligados por contrato. Baste recordar que cuando Robert Downey jr. se rompió una rodilla durante el rodaje de “Iron Man 3″ y el rodaje se suspendió durante tres semanas el coste de dicha suspensión ascendió a una cantidad que según las fuentes osciló entre 10 y 15 millones de dólares.

El director James Wan está filmando una versión que modifica necesariamente algunos aspectos del guión debido a la pérdida de Walker pero para todo lo que no había rodado aún el actor se empleará un proceso mixto. Por un lado hay un doble de cuerpo que ocupa el lugar del actor y sobre el que posteriormente en postproducción se insertará la imagen generada por ordenador y por otro lado para reemplazar su cara y puntualmente su cuerpo se cuenta con Cody y Caleb, los dos hermanos menores (tenía 40 años) del desaparecido actor con quien guardan un gran parecido, especialmente Caleb (de 36 años) para el cuerpo  y Cody (de 25 años) para recrear expresiones faciales y oculares.

La captura de movimientos se realiza mediante un sistema de tres cámaras adicionales a las cámaras principales del rodaje y todo ello manejado por una de las empresas de efectos especiales digitales que más asombro está causando en los últimos tiempos sobre esta materia: WETA (“El Señor de los Anillos”, “El Hobbit”, “El origen del planeta de los simios”…) ya ha demostrado con qué capacidad pueden dotar de vida interpretativa los rostros de criaturas creadas digitalmente. Ahora el reto será conseguirlo con la cara de un actor real. Este complejo proceso también obliga a rodar varias veces las tomas en las que interviene el personaje que dio fama a Paul Walker a fin de que las distintas cámaras puedan recoger la actuación de los distintos “dobles” del mismo.

Por si todo esto fuera poco, James Wan ha confirmado que se están empleando fragmentos de rodaje que se descartaron en las entregas anteriores de la saga en los que aparece Walker, lo que permitirá contar con imágenes suyas reales, nunca antes vistas, que bien podrían insertarse directamente en “F&F7″ bien servir para modificadas digitalmente perfeccionar la adaptación de este actor virtual a las necesidades del guión.

Aún tardaremos casi un año en conocer el resultado de todo este complicado proceso puesto que la fecha de estreno es el 10 de abril de 2015.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...