Búsqueda personalizada

20 may. 2014

EE UU presenta cargos contra militares chinos por ciberespionaje industrial

Máxima tensión entre EE UU y China por varios casos de ciberespionaje industrial. El Departamento de Justicia de EE UU ha presentado hoy cargos de espionaje industrial a gran escala contra cinco militares chinos, tal y como ha informado el Gobierno estadounidense. Los acusados pertenecen al Ejército de Liberación Popular Chino y están acusados de haber robado secretos comerciales e industriales por un valor que podría superar los 100.000 millones de dólares, informó Efe.

El fiscal general de EE UU, Eric Holder, aseguró que las presuntas violaciones eran “significativas” y exigió “una respuesta contundente”. Los fiscales estadounidenses han asegurado que los robos de secretos comerciales y documentos internos afectaron a cinco empresas y un sindicato. Según la BBC, Holder ha identificado como víctimas del ciberespionaje chino a Westinghouse Electric, US Steel, Alcoa Inc, Allegheny Tecnologies, SolarWorld y a US Steelworkers Union, el mayor sindicato de empleados de la industria del acero.

Holder insistió en que “la supuesta piratería informática parece haber sido llevada a cabo únicamente para favorecer a empresas estatales y con intereses en China”.

Las autoridades estadounidenses llevan tiempo acusando al Ejército Popular chino y a piratas informáticos que actúan desde China de ataques a industrias y a las Fuerzas Armadas de EE UU y del robo de secretos y materiales protegidos por la legislación de propiedad intelectual.

La reacción del Gobierno chino no se ha hecho esperar y ha anunciado hoy que suspende el diálogo con EE UU en seguridad cibernética, en protesta por la decisión del Departamento de Justicia norteamericano de presentar cargos contra cinco militares chinos por presunto espionaje, añadió Efe. Según anunció en un comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Qin Gang, las acusaciones “están basadas en falsedades y violan gravemente las normas básicas que gobiernan las relaciones internacionales”.

La decisión tomada por la Justicia estadounidense, añadió el portavoz, “pone en peligro la cooperación entre China y Estados Unidos, así como la confianza mutua”. El Gobierno chino, añadió, ha presentado una protesta formal al estadounidense, en la que le urge a “corregir su error y retirar los cargos”. Gang señaló también que “China es víctima de graves robos cibernéticos estadounidenses, así como de actividades de vigilancia y escuchas”, de las que han sido víctimas instituciones oficiales, empresas, universidades e individuos del gigante asiático, añadió la citada agencia.

Jhon Carlin, director de la división de seguridad nacional del Departamento de Justicia de EE UU, aseguró, según la BBC, que el fabricante de paneles solares SolarWorld estaba perdiendo rápidamente cuota de mercado frente a sus competidores chinos, después de que los hackers de ese país robaran documentos sobre la estrategia de precios de la compañía estadounidense.

Igualmente, destacó que Westinghouse sufrió robo de secretos industriales mientras estaba negociando un acuerdo con una empresa estatal china para construir una planta de energía solar.

El año pasado, la compañía de ciberseguridad Mandiant publicó un informe en el que aseguraba que una unidad militar china estaba detrás de la mayoría de los ciberataques a las empresas y organismos públicos estadounidenses.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...