Buscador:

7 ago. 2013

Una página web comprueba el grado de seguridad de sus contraseñas

La firma de seguridad informática Kaspersky puso en marcha un programa que analiza, con fines educativos, la seguridad de las contraseñas.

Al ingresar aquí una clave, la página determinará cuánto tiempo tardaría un cibercriminal en descubrirla.
La web garantiza que no almacena ningún dato, pero recomienda a sus usuarios que no introduzcan en ella ninguna contraseña real.

Los resultados en cuanto al tiempo que costaría adivinar cada clave van desde un segundo, cuando se trata de una simple palabra en minúsculas, a varios siglos, cuando combina una serie aleatoria de letras mayúsculas y minúsculas con números.

Para hacerlo más divertido, la web establece comparaciones curiosas con ese período de tiempo.

Por ejemplo, ocho meses son el tiempo que se tardaría en recorrer 590.009 kilómetros en un Ferrari.

"Cada nuevo símbolo que añadamos a nuestra contraseña es un nuevo obstáculo para el hacker", señalaron en Kaspersky, y añadieron que este mismo principio se aplica a la combinación de letras, símbolos y números: "al incluirlos, reducimos las oportunidades de que descubran nuestra clave".

Desde Kaspersky explican que los internautas manejan una media de cinco cuentas diferentes, y cada una de ellas debe contar con su propia contraseña.

A pesar de que recordar cinco claves (o más) no resulte fácil para nadie, la firma de seguridad asegura que utilizar la misma contraseña para todo es entregarle a los hackers la llave de nuestra vida en línea en mano.

Cuanto más larga y más complicada es una contraseña, más tiempo conlleva averiguarla, comentan en la firma, pero solo los usuarios avanzados utilizan una clave como Xp89$ABG-faq?6 para cada una de sus cuentas.

Sin llegar a ese extremo, Kaspersky ofrece algunos consejos para elegir una contraseña más segura.

La principal regla, afirman desde la empresa, es que la clave sea larga, y sugieren la posibilidad de añadir varios caracteres sin necesidad de que ésta sea un galimatías.

Por ejemplo, se puede emplear una frase clara y fácil de recordar y realizar cambios en ella, como el uso de mayúsculas y minúsculas o la combinación de números, para hacerla más indescifrable.

No hay comentarios: