Buscador:

7 ago. 2013

Crean el primer rifle del mundo con una impresora 3D

Un fabricante de herramientas canadiense ha creado el primer rifle imprimido en 3D del mundo. Tras la última modificación, es capaz de disparar hasta 14 veces. Su creador le ha puesto su propio mombre: Matthew. Esta arma guarda gran semejanza con la creación de la pistola The Liberator, que hizo cundir la alarma entre las fuerzas de seguridad, por su fuerza letal y facilidad de fabricación.

El creador del rifle publicó varios vídeos en Youtube mostrando la fabricación y utilización de su último arma en un campo de tiro. En unas declaraciones a The Verge, confesaba que está fuera de peligro de incendios y que trabajará para desarrollar y perfeccionar este artilugio. Matthew, el creador del primer rifle en 3D y cuyo apellido no ha trascendido, ha declarado que su tarea principal es la fabricación de herramientas para la industria de la construcción.

Incluso al igual que Cody Wilson, el creador de The Liberator, este hombre también tiene la intención de publicar los planos del arma en línea a finales de este verano para que cualquiera pueda descargarlos y fabricar el rifle. La primera versión del rifle aguantaba pocos disparos antes de destruirse, pero su "padre" la ha ido modificando en los últimos días.

Entre estas últimas mejoras que ha incorporado al arma, destacan que el nuevo rifle sería un 50% más grande que su anterior versión y el aumento del tamaño del receptor (la parte principal que contiene el mecanismo de disparo).

'The Liberator'

Cody Wilson diseñó hace un par de meses la primera pistola con una impresora 3D. Wilson, de 25 años, perteneciente a un grupo de activistas llamado Defense Distributed, trataba de demostrar que no es necesario contar con una tecnología de última generación para fabricar armas de fuego.

La pistola de Wilson fue elaborada con plástico y mediante una impresora Stratasys Dimension SST. Bajo el nombre de The Liberator, este arma puede disparar varios disparos con balas del calibre 380. Incluso, este joven estadounidense colgó los planos CAD en Internet para que cualquier persona con la impresora adecuada pudiese hacer una réplica. Tanto fue así que se originaron 100.000 descargas a través de Mega.

El archivo sólo se podía ver desde el portal web de Defense Distributed y de ahí era redirigida a la propiedad de Kim Dotcom pero el Gobierno de EEUU retiró los archivos online. Mientras en la web de este activista se encuentra un mensaje de aviso: "Este archivo ha sido retirado a petición de la unidad de Control de Comercio del Departamento de Estado de EE.UU. Hasta nueva orden, el gobierno de EE.UU. tiene control sobre esa información".

Generó tal alarma que la distribuidora de la impresora, Stratasys, confiscó la pistola pero rápidamente Wilson consiguió una licencia para seguir con la fabricación. Para remediar los problemas de seguridad de este arma, Wilson modificó su arma cubriéndola de acero para poder ser detectada por los arcos de seguridad. No obstante, y ante el peligro y revuelo que se originó el autor de esta pistola confesaba: "Reconozco que esta herramienta puede ser utilizada para hacer daño a personas. Es lo que es: un arma. Pero no creo que haya una razón para no ofrecerla".

Un arma letal

Tras estas noticias, la policía de Australia hizo pública su intención de ilegalizar la descarga y fabricación de armas imprimidas, ya que pueden resultar peligrosas debido a su fácil y barata creación por menos de 30 euros y en tan sólo 15 piezas. Los agentes de seguridad descargaron los documentos de Wilson y compraron una impresora con valor de 1.300 euros. Se pusieron manos a la obra y elaboraron esta arma llegando a la conclusión de que esta pistola podría llegar a matar.

En un mensaje de aviso a la población, el jefe de la policía dijo: "No impriman este tipo de armas, ya que es peligroso por el hecho de poder matar a alguien y por el peligro que supone para uno mismo", en referencia a la creación por parte de su equipo de una segunda pistola, la cual, explotó en pleno uso. Es por ello, que la Policía quiere ilegalizar todos los procesos de fabricación para que no se propague al resto de población del mundo.

No hay comentarios: