Buscador:

20 nov. 2012

El 23% de los navegadores están desactualizados

La mayoría de los ataques cibernéticos toman como superficie los navegadores desactualizados y los «plug-ins» anticuados. A pesar de que las actualizaciones son gratuitas, el 23% de los usuarios mantiene una versión antigua de su navegador. El último informe de Kaspersky advierte del peligro de los navegadores desfasados, que son utilizados como herramienta para que los «hackers» puedan acceder al sistema.

Las periódicas actualizaciones de los navegadores aparecen cada 5 o 6 meses aproximadamente e incluyen mejoras respecto a la seguridad y a la protección del sistema operativo. También eliminan fallos de los «plug-in» y reiteraciones, que agilizan la navegación por la Red. Un ejemplo de ello fue la actualización de Internet Explorer que realizó Microsoft el pasado septiembre, con motivo de la explotación de las vulnerabilidades del virus Poison Ivy.

Sin embargo, el último informe de la empresa de seguridad kaspersky advierte que los usuarios tienen a esperar un mes antes de instalar la versión más reciente. Esta situación supone una ventaja para los ciberdelicncuentes, que en cuestión de horas ya poseen el las herramientas necesarias para acceder al sistema. El informe alerta de los comportamientos son distintos, en función de los navegadores.

Los usuarios de Explorer, que por el momento sigue siendo el navegador más utilizado, aunque Chrome le está ganando terreno. El 80,2% de los usuarios de Explorer tienen la versión 9 del navegador, aunque la más reciente es la décima. Mientras que un 16% sigue con la versión 8. En relación a Chrome, el 80% de los usuarios posee la última versión y el 15,5 % usa la versión anterior. Su combinación con Java hacen que para Kaspersky sea uno de los navegadores más seguros.Los internautas que usen Firefox están aún más atrasados. El 69,5% de sus usuarios tienen las dos últimas versiones, y el 7,5% utilizan la anterior.

El informe también destaca que muchos usuarios que utilizan varios navegadores en el mismo ordenador o dispositivo solo actualizan uno de ellos y olvidan que el otro está expuesto a las vulnerabilidades. Por otro lado, las empresas son en muchas ocasiones causantes de que los empleados mantengan una versión del software desactualizada y esto expone a la compañía a sufrir ataques cibernéticos.

Para llevar a cabo la investigación, los de Kaspersky han realizado un estudio experimental en distintos navegadores con usuarios anónimos, a través de Kaspersky Security Network, el pasado agosto de 2012. El programa rastreó en tiempo real los hábitos de los consumidores, entre diez millones de clientes en todo el mundo.

Según afirma el director de Investigación e Infraestructuras Cloud de Whitelisting, Andrey Efremov, «Este nuevo análisis plantea un panorama alarmante. Aunque la mayoría de los usuarios hace la actualización de su navegador en un plazo de un mes, todavía existe alrededor de una cuarta parte de usuarios que no hacen la transición. Esto significa que existen millones de máquinas potencialmente vulnerables, que pueden ser atacadas con nuevas y conocidas amenazas».

No hay comentarios: