Buscador:

13 abr. 2012

Recetas españolas para un móvil chino


Los jóvenes chinos cada vez comen peor. Se atragantan en un McDonald’s o un KFC en los 20 minutos que tienen libres al mediodía, y compran platos precocinados para cenar sobre el teclado del ordenador. La llegada del capitalismo ha trastocado la forma de vida de la población y, con ella, sus hábitos alimenticios. La obesidad se dispara en un país tradicionalmente de flacos, y hacen lo propio las enfermedades cardiovasculares. Por eso, nada mejor que una vacuna de dieta mediterránea inyectada a través del smartphone de moda.
Es dajiapin.com, la página web de recetas de cocina que se ha convertido en la primera aplicación desarrollada por una empresa española para un móvil local, el Aliyun del gigante tecnológico Alibaba. “Es un Android cerrado que viene con veinte aplicaciones nativas que resultan especialmente interesantes porque están en la nube y explotan un nuevo concepto, diferente al de las descargas”, explica Orlando Martínez, socio de Huangjiu Technologies y responsable de un proyecto que ha sido votado como el mejor de los que recoge el Aliyun. “A los chinos les gusta comer bien, en eso creo que nos parecemos, pero la juventud que ha crecido con dos padres y cuatro abuelos pendientes de ellos no tiene ni idea de cocinar, y cuando forma una familia eso provoca muchos problemas”.
Por eso, a los tres socios españoles de Huangjiu, dos ingenieros de telecomunicaciones y un financiero, se les ocurrió lanzar en China, donde residían, la versión local de recetasyvinos.com, que en España supera el medio millón de visitas mensuales. “Pero nos dimos de cabezazos contra la pared porque no había forma de situarla bien en Baidu -el principal buscador del país- que tiene un funcionamiento muy diferente a Google”, recuerda Martínez.
“Aquí son muy nacionalistas con todo lo que tiene que ver con Internet, razón por la que no triunfa ninguna empresa extranjera. Y nosotros tenemos el hándicap de que nuestro servidor está en el extranjero porque no nos han permitido abrir una oficina de representación en Pekín”, añade. Pero la web sí que llamó la atención de los directivos de Alibaba. “Nos pidieron que desarrolláramos la aplicación, y así nos convertimos en la primera empresa extranjera que obtiene un proyecto así”.

Y es solo el comienzo, porque está a punto de comercializarse la segunda versión del Aliyun, y Martínez ya tiene en mente lanzar en China otro de los proyectos que están triunfando en España. “Buyfresco.com permite al usuario, que es sobre todo gente joven, comprar en un supermercado desde su móvil. Se publican recetas y trucos, y sirve de plataforma para vender productos de alimentación”, explica el joven conquense.
Una vez probado su éxito en nuestro país, la empresa busca el lanzamiento en China. “Sin duda, no es posible hacer una traducción literal del proyecto, porque este es un país muy particular en el que las reglas son diferentes, lo mismo que los gustos de los usuarios. Por ejemplo, el diseño de las páginas web tiene que ser mucho más farragoso, lleno de contenido y de elementos vivos que a nosotros nos parecen horrorosos. Pero en China es la norma. Estamos aprendiendo también las claves del comercio electrónico en este país, que es otro mundo. En poco tiempo creemos que, con el mismo software de Buyfresco, podemos crear una plataforma web y móvil que sume las recetas de Dajiapin y sirva para promocionar productos del sector agroalimentario español en el país”.
Comenzarán con el vino, “que es un producto no perecedero y mucho más fácil de distribuir”, y continuarán extendiendo sus tentáculos a través de la cooperación con socios locales. Esa sería una fuente de ingresos mucho más rentable, ya que todavía no han capitalizado el proyecto de la aplicación de Aliyun.
“Hay muchos chinos que quieren experimentar con lo extranjero, y crean un mercado jugoso. Pero es muy difícil hincarle el diente. Por eso, es imprescindible contar con los socios locales más adecuados”. De momento, el equipo de Martínez ya está inmerso en el desarrollo de la segunda aplicación para el móvil. Los chinos que la utilicen ya no solo aprenderán a cocinar una tortilla de patata, sino que podrán adquirir también un buen vino español para acompañarla. Y todo desde el móvil.

No hay comentarios: